La fuga de depósitos que no existió en Chipre

viernes 29 de marzo de 2013 18:07 CET
 

Por Karolina Tagaris y Michele Kambas

NICOSIA, 29 mar (Reuters) - Al final ni siquiera fue un paseo, mucho menos aún las carreras que muchos habían previsto para retirar los depósitos bancarios en Chipre.

Los analistas creían que apenas reabrieran sus puertas los bancos el jueves al mediodía, después de que Chipre firmara un rescate con la Unión Europea para evitar la quiebra nacional, habría escenas de caos.

Los expertos tenían razón, pero no fueron los chipriotas los que causaron el pandemonio. Equipos de televisión de todo el mundo se amontonaron en la pequeña plaza Eleftheria, en el centro de Nicosia, donde convenientemente se encuentran dos de los principales bancos de la capital.

Si había una docena de chipriotas esperando pacientemente para sacar dinero, probablemente había el doble de cámaras, todos ellos nerviosos, mientras que los chipriotas permanecían en calma.

Las razones de esta actitud no son difíciles de encontrar en conversaciones con los habitantes de Nicosia, una ciudad soleada y acogedora, con una vibrante cultura de cafés.

Los grecochipriotas se describen a sí mismos como más relajados que sus primos en Grecia, donde la reacción a la austeridad decretada en su propio acuerdo de rescate de la UE fue el caos en la calles de Atenas.

Si bien es cierto que una bomba explotó el día en que los bancos de Chipre terminaron su cierre de dos semanas, el estallido de hecho ocurrió en Grecia.

Los chipriotas dicen que han pasado por cosas peores, como la guerra de 1974, cuando la isla fue dividida tras una invasión militar turca.   Continuación...