Francia incumplió el objetivo de déficit público de 2012

viernes 29 de marzo de 2013 12:14 CET
 

PARÍS, 29 mar (Reuters) - Francia redujo su déficit público menos de lo esperado el año pasado, de acuerdo con las cifras divulgadas el viernes, incumpliendo el objetivo del Gobierno y dañando aún más su credibilidad fiscal.

El déficit se redujo desde el 5,3 por ciento de la producción económica en 2011 hasta el 4,8 por ciento, pero se quedó a tres décimas de la meta del 4,5 por ciento, según datos de la oficina de estadísticas INSEE.

El Gobierno había dicho que el objetivo podría incumplirse debido al coste del rescate del banco francobelga Dexia , pero había indicado una cifra del 4,6 por ciento.

El Ministerio de Finanzas dijo que este incumplimiento se debió no sólo a la recapitalización de Dexia sino también a las contribuciones al presupuesto de la Unión Europea, una ligera revisión al alza del déficit de 2011 y un crecimiento más débil de lo esperado.

El Gobierno ya ha reconocido que no cumplirá la meta de déficit este año del 3 por ciento del PIB debido a un crecimiento menor de lo esperado, y ha pedido a sus socios de la Unión Europea más tiempo para reducir el déficit de las finanzas públicas.

La deuda pública bruta de Francia aumentó el año pasado desde el 85,8 por ciento del PIB en 2011 a un récord del 90,2 por ciento, dijo el INSEE. El Gobierno apuntaba a un 89,9 por ciento.

Presionado por Berlín y Bruselas para que no afloje en sus esfuerzos de ajuste, el Gobierno tiene previsto presentar nuevos planes para reducir el déficit en las próximas semanas.

El jueves, el presidente, François Hollande, anunció un impuesto del 75 por ciento a los salarios en las grandes empresas, después de que tuviera que anular su plan de gravar a los particulares con mayores ingresos.

Hollande, que trata de recuperar apoyos después de que su popularidad esté en mínimos solo un año después de llegar al cargo, dijo que el impuesto será un modo de que los franceses más adinerados contribuyan a acabar con la crisis. (Información de Leigh Thomas; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)