Un escándalo señala los problemas de personal de firmas tecnológicas

lunes 11 de febrero de 2013 16:35 CET
 

Por Sarah McBride

SAN FRANCISCO, 11 feb (Reuters) - Cuando el jefe de operaciones de Square Keith Rabois dejó su trabajo el mes pasado citando amenazas legales de un joven colega con el que había tenido una relación de dos años, llamó la atención sobre los riesgos asociados con la despreocupada cultura de 'startup' que muchos emprendedores adoran.

Las 'startups', o jóvenes empresas de Internet, suelen crecer en un ambiente sin reglas ni límites. Pero los expertos señalan que cuando pasan de tener un puñado de personas en una habitación a ser empresas más grandes, los peligros de funcionar sin manual -que incluyen demandas, golpes a la reputación y desmotivación de los empleados- crecen de forma exponencial.

Los empleados antiguos a veces se molestan por la llegada de técnicos de recursos humanos, códigos de conducta y otras normas que temen se impongan sobre la cultura de la empresa. Sin embargo, emprendedores e inversores dicen que en realidad tienen pocas opciones.

Por ejemplo, las oficinas de Palo Alto que alquiló en sus inicios Facebook tenían en sus paredes murales de mujeres desnudas, algunas montando sobre perros. Por muy orgullosos que estuvieran entonces los primeros empleados, acabaron tapándose con pintura poco después de que la firma de capital riesgo Accel Partners invirtiera en la compañía.

Facebook no tenía comentarios inmediatos sobre el tema.

El alcohol es otro tema polémico. "Solíamos tener novatadas para los nuevos empleados", comentó Dheerak Pandey, consejero delegado de la firma de virtualización Nutanix. Buena parte de esas ceremonias giraba en torno a chupitos de tequila y guindillas.

Pero cuando la empresa alcanzó unos 100 empleados, algunos nuevos reclutas no quisieron participar y él empezó a considerar la cuestión de las responsabilidades legales, así como problemas que van desde empleados que se sienten excluidos si no beben a los incidentes que a veces acompañan a la ebriedad.

En la empresa de gestión de medios sociales Hootsuite, de 250 empleados, el fundador Ryan Holmes dijo que nunca quería trabajar en una empresa con un departamento de recursos humanos.   Continuación...