Australia interrogará a Apple y otros por sus tarifas

lunes 11 de febrero de 2013 13:57 CET
 

Por Rob Taylor

CANBERRA, 11 feb (Reuters) - Apple tendrá que comparecer ante el Parlamento australiano junto a otros gigantes tecnológicos como Microsoft y Adobe Systems para explicar por qué los consumidores locales pagan tanto por sus productos, pese a la fortaleza del dólar australiano.

Aumentando una disputa entre la empresa con mayor valoración bursátil y los diputados australianos sobre los impuestos corporativos referentes a las operaciones de Apple, los ejecutivos de Apple fueron citados formalmente el lunes para comparecer ante un comité parlamentario en Canberra el 22 de marzo.

"En lo que probablemente es la primera vez que sucede en el mundo, estas empresas de tecnología han sido convocadas por el Parlamento australiano para explicar por qué el precio de sus productos es tan alto en Australia en comparación con Estados Unidos", dijo MP Ed Husic, miembro del parlamento australiano, que ayudó a establecer el comité.

Los altos precios locales y el alza en las facturas de servicios básicos están dañando la popularidad del gobierno de minoría del partido Laborista antes de las elecciones del 14 de septiembre, dando impulso político a la investigación.

Las tres compañías han denegado hasta el momento comparecer ante el comité especial establecido el pasado mayo para investigar la posible diferencia de precios a la que se enfrentan los compradores de hardware y software australianos, a pesar de que el dólar australiano está flotando cerca de máximos históricos por encima de la divisa estadounidense, alrededor de 1,03 dólares.

Un iPad con 16GB de Wifi producido por Apple con pantalla Retina se vende en Australia por 539 dólares australianos, 40 dólares por encima del precio en Estados Unidos, a pesar de que la moneda local es más fuerte. Las últimas versiones de Microsoft del Office 365 home premium cuestan 119 dólares australianos frente a los 99,99 en Estados Unidos.

IT y otras multinacionales han culpado a los altos costes operativos en Australia incluyendo altos salarios y las condiciones locales, así como costes de importación y el relativamente tamaño pequeño del mercado minorista en la economía de 1,5 trillones de dólares.

La no comparecencia ante el comité, tal y como se ordenó, podría dejar a las tres empresas abiertas a cargos de desacato al parlamento, multas o incluso penas de cárcel.   Continuación...