El beneficio de Toshiba incumple las expectativas en tercer trimestre

jueves 31 de enero de 2013 16:53 CET
 

TOKIO, 31 ene (Reuters) - Los beneficios operativos trimestrales de la empresa japonesa Toshiba crecieron menos de lo esperado porque la debilidad de la economía global y una caída en las ventas de televisores y ordenadores personales contrarrestaron los pedidos de nuevas centrales termoeléctricas.

Toshiba, que produce los chips de memoria flash NAND usados en el iPhone de Apple, publicó un beneficio operativo de 29.300 millones de yenes (245 millones de euros) para el período octubre-diciembre, por encima de los 8.670 millones de yenes del mismo trimestre el año pasado

Sin embargo, el resultado estuvo por debajo de una proyección promedio de ganancias de 47.600 millones de yenes estimada por cuatro analistas sondeados por Thomson Reuters I/B/E/S.

Sin embargo, Toshiba mantuvo su pronóstico de una ganancia operativa anual de 260.000 millones de yenes para el año que termina el 31 de marzo, ayudada por una recuperación de los precios de los chips de memoria NAND.

Los pedidos fuertes desde el extranjero en sus divisiones de energía e infraestructura impulsaron los beneficios.

Pero la división de productos digitales, donde se fabrican los televisores LCD, sufrió una pérdida operativa de 15.600 millones de yenes tras haber registrado una pérdida de 10.600 millones el año anterior.

Las ventas de ordendores personales también disminuyeron por una merma en la demanda en Estados Unidos.

Toshiba es el segundo mayor productor global de chips NAND, detrás de Samsung Electronics.

La compañía valorada en 18.400 millones de dólares, cuyo diversificado negocio incluye desde energía nuclear hasta lavadoras, es una de las más grandes de Japón, y la reciente debilidad del yen seguramente aumentará sus ganancias. Más de la mitad de los ingresos de Toshiba provienen del extranjero.

El yen se ha debilitado casi un 8,6 por ciento respecto del dólar desde que el partido del primer ministro Shinzo Abe resultó electo el 16 de diciembre, con la promesa de presionar por una mayor flexibilización monetaria del banco central y de combatir la deflación. (Información de Mari Saito, información adicional de Tripti Kalro en Bangalore; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)