Tribunal EEUU rechaza demanda Apple para subir daños contra Samsung

miércoles 30 de enero de 2013 14:00 CET
 

Por Miyoung Kim y Sakthi Prasad

30 ene (Reuters) - La firma surcoreana Samsung Electronics no violó intencionalmente alguna de las patentes de Apple, dijo un tribunal federal de Estados Unidos, frustrando el intento de la compañía estadounidense por ampliar el pago de 1.050 millones dólares (777 millones de euros) en daños y perjuicios adjudicado en agosto del año pasado por un jurado de su país.

Si la decisión le hubiera sido adversa, Samsung podría haber sido obligada a pagar el triple de la sentencia original, es decir, más de 3.000 millones de dólares, de acuerdo con analistas y expertos en patentes.

Ahora mismo, Samsung va por delante de su archirrival en el mercado de móviles avanzados, creado virtualmente por Apple cuando lanzó su primer iPhone en 2007. En diciembre, el mismo tribunal rechazó la petición de Apple para suspender en forma permanente la venta de teléfonos avanzados de Samsung.

El fallo del martes invalida el dictamen del jurado respecto a que Samsung actuó "voluntariamente" al violar varias de las patentes de Apple, algo que podría haber servido de base para triplicar la demanda por daños y perjuicios contra la firma surcoreana.

"En la medida en que Apple aborda la caída de las ventas, Apple sólo analiza las ganancias de Samsung y no hace ningún intento de identificar las pérdidas específicas que Apple ha sufrido", escribió en su fallo la jueza del tribunal distrital de Estados Unidos Lucy Koh.

Koh dijo que el tribunal no puede aumentar los daños y perjuicios "ya que Apple no ha mostrado claramente cuáles han sido éstos".

La jueza dijo que el jurado, que había estudiado el caso anteriormente y determinado que Samsung copió características clave del iPhone y el iPad, tuvo la oportunidad de compensar a la firma estadounidense por el uso de Samsung de sus productos.

Koh también negó las peticiones de Samsung y Apple para que se celebre un nuevo juicio.

Apple y Samsung están en medio de una disputa de patentes que refleja la lucha por la supremacía en la industria entre ambas compañías, que en conjunto controlan cerca de la mitad de las ventas mundiales de teléfonos avanzados, que en 2012 crecieron un 43 por ciento hasta los 700 millones de unidades, valorado en más de 200.000 millones de dólares.

Samsung se hizo con una cuota de mercado del 30 por ciento, frente al 19,4 de suu rival estadounidense, según la firma de investigación de mercados Strategy Analytics. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)