10 de enero de 2013 / 8:04 / hace 5 años

El fiscal de Guantánamo quiere retirar uno de los cargos del 11-S

* Cinco sospechosos esperan juicio en la base naval de Guantánamo

* Sentencia arroja dudas sobre si la conspiración es un crimen de guerra

* Acusados pueden aún enfrentarse a pena de muerte por otros cargos

Por Jane Sutton

MIAMI, 10 ene (Reuters) - El fiscal general para el tribunal de crímenes de guerra de Guantánamo recomendó el miércoles que el Pentágono retire el cargo de conspiración contra cinco prisioneros acusados de tramar los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

El fiscal, el brigadier general Mark Martins, expresó dudas de que el cargo de conspiración resista una apelación legal.

Si se retira el cargo, los acusados aún se enfrentan a otros siete cargos en el tribunal de la Base Naval de EEUU de la Bahía de Guantánamo en Cuba, incluidos los cargos de asesinato de 2.976 personas en los ataques, llevados a cabo por miembros de Al Qaeda utilizando aviones secuestrados.

Aún pueden ser ejecutados si son declarados culpables de planear y ejecutar los ataques que llevaron a Estados Unidos a embarcarse en una guerra global que aún continúa contra Al Qaeda y sus redes afiliadas.

Entre los acusados están el considerado cerebro del 11-S, Jalid Sheij Mohamed, al que se considera el jefe de operaciones de Al Qaeda.

Los abogados de la defensa habían alegado hace tiempo que la conspiración no estaba reconocida como crimen de guerra cuando ocurrieron los ataques en 2001. Los acusados están siendo juzgados bajo una ley aprobada por el Congreso de Estados Unidos en 2006 y revisada en 2009, que considera crímenes de guerra conspirar y proporcionar material de apoyo al terrorismo.

En octubre, un tribunal de apelaciones de EEUU en Washington echó abajo la condena por apoyo material contra el conductor del fallecido líder de Al Qaeda Osama bin Laden, antiguo preso de Guantánamo Salim Hamdan, con el argumento de que esa acusación no podía aplicarse a hechos ocurridos en el año 2001 y anteriores.

Un recurso pendiente en nombre de otro preso de Guantánamo, el cámara de Al Qaeda Ali Hamza al Bahlul, se espera que arroje un fallo similar sobre la acusación de conspiración.

El gobierno de Obama indicó el miércoles que lucharía para defender la condena de Bahlul por ese cargo, una decisión que podría al final llevar el caso ante el Tribunal Supremo de EEUU.

Los cinco de Guantánamo están acusados de reclutar, entrenar y financiar a los secuestradores que estrellaron aviones comerciales contra las Torres Gemelas en Nueva York, el Pentágono y en un campo de Shanksville, Pensilvania.

Fueron capturados en 2002 y 2003 y mantenidos en prisiones secretas de la CIA antes de ser enviados al campo de detención de Guantánamo en 2006. Los esfuerzos por procesarlos han avanzado a trompicones en medio de la polémica sobre la imparcialidad de los tribunales establecidos para juzgar a ciudadanos no estadounidenses fuera del sistema judicial ordinario.

Está previsto que los cinco hombres comparezcan ante un juez militar el 27 de enero para una vista previa en Guantánamo. (Traducido por Iciar Reinlein)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below