9 de enero de 2013 / 14:18 / hace 5 años

La censura en China convierte un editorial en una pesadilla

Por James Pomfret

GUANGZHOU, China, 9 ene (Reuters) - Cuando el antiguo vicepresidente de la agencia estatal china Xinhua Tuo Zhen fue nombrado director del departamento de propaganda en Guangdong, una de las provincias más liberales de China, tenía una reputación de izquierdista de línea dura.

Entre sus prioridades destacaba cómo controlar dos de los medios más atrevidos del país - Southern Weekly y Southern Metropolis Daily, del grupo en expansión Nanfang Media, propietario de casi 20 periódicos y revistas.

Medio año después, su mano dura ha desatado una inusual revuelta en las redacciones y una huelga de los periodistas del Southern Weekly, al tiempo que ha generado varios llamamientos en pro de la libertad de prensa en el país controlado por el Partido Comunista.

Durante 29 años, Southern Weekly se ha ganado una reputación de llevar más allá los límites para conseguir noticias relevantes y que han marcado la actualidad, atrayendo a algunos de los mejores periodistas del país y consiguiendo una circulación semanal de 1,7 millones de ejemplares en todo el país.

Aunque la supervisión gubernamental ya estaba en marcha, por ejemplo mediante la censura interna para vetar historias, personal actual y ya retirado dicen que los niveles de control se apretaron sustancialmente con la llegada de Tuo en mayo del año pasado.

Xiao Shu, antiguo columnista del Southern Weekly, dijo que Tuo trató al semanario no como un activo para buscar la verdad sino “como una carga, o algo negativo, para pisotearlo cuanto quisiera”.

Aunque el trabajo de los responsables de propaganda se mantiene fuera de la vista pública, la situación en el Southern Weekly expuso algunos de los propios funcionamientos arbitrarios del sistema. También subrayó las demandas de una creciente clase media por mayores libertades, avivadas por los medios sociales que entraron en el debate sobre el periódico antes de que sus mensajes fueran bloqueados.

Yao Chen, una actriz con más de 32 millones de seguidores online, publicó una cita del escritor disidente ruso y premio Nobel Aleksandr Solzhenitsyn: “Una palabra de verdad vale más que el mundo entero”, que se reenvió más de 95.000 veces.

Aunque muchos empleados del Southern Weekly han declinado hacer declaraciones, ha emergido una imagen de Tuo yendo demasiado lejos, justo cuando el nuevo líder de China Xi Jinping trata de proyectar una imagen más reformista.

“Creo que la presión sobre los medios se ha estado acumulando durante mucho tiempo”, dio Li Datong, ex periodista despedido por desafiar la censura. “No es ninguna sorpresa que una cosa relativamente pequeña causara una explosión. Los periodistas tienen mucha ira acumulada”.

Para ilustrar esa presión, cuentas de Internet dijeron que Dai Zigeng, editor del popular diario Beijing News, había anunciado su dimisión después de que el periódico se resistiera a las presiones del Gobierno para publicar un editorial en el que se criticaba al Southern Weekly.

El departamento central de propaganda había emitido una directiva para los periódicos para publicar un editorial aparecido en Global Times, dirigido por el diario portavoz del Partido Comunista, People’s Daily, que culpaba a fuerzas extranjeras de las protestas en Guangzhou.

The Beijing News, periódico hermano del Southern Weekly, se negó a hacerlo, lo que derivó en un enfrentamiento entre los editores y los responsables de propaganda, según algunos microblogs. El diario finalmente publicó el editorial el miércoles.

En el exterior de la oficina de Beiging News, en el sureste de Pekín, un hombre en la recepción desmintió el “rumor” sobre la dimisión de Dai y dijo que estaba trabajando.

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

En Guangzhou, el resentimiento hacia la censura de Tuo estalló en los últimos días de 2012, cuando el Southern Weekly preparaba su edición para Año Nuevo, con un editorial sobre el tema progresista de “buscar sueños” en 2013.

Según periodistas y cuentas en Internet, sin embargo, las autoridades de propaganda alteraron el texto sin consultar a los editores, introduciendo errores y fragmentos de alabanzas al Partido Comunista, mientras diluían su mensaje central sobre la necesidad de profundizar las reformas y venerar los derechos constitucionales.

Los periodistas culparon a Tuo por la intromisión y demandaron una investigación. Tuo no ha hecho declaraciones públicas sobre el incidente y no pudo ser contactado inmediatamente por Reuters.

La tensión creció más cuando el jefe de nuevos medios del periódico, Wu Wei, fue obligado a revelar la contraseña de la cuenta de microblogging del periódico, dijeron dos fuentes cercanas a los periodistas, después de lo cual las autoridades publicaron un mensaje explicando que las alteraciones las había hecho personal editorial, no responsables de propaganda.

Los periodistas rechazaron este comunicado como una mentira y acudieron a la huelga, incluso aunque muchos se mostraron reticentes a llamarla así.

Después de tres días de conversaciones y protestas a las puertas del diario, ambas partes parecían haber alcanzado el miércoles un acuerdo.

Fuentes cercanas a los periodistas dijeron que los censores habían prometido retirar un proceso de “inspección” para examinar noticias, un sistema institucionalizado por Tuo, mientras que los periodistas volverían al trabajo y no hablarían públicamente sobre el asunto.

A pesar de esto, no es probable que la controversia se olvide.

“Como periodista, tengo que luchar porque tenemos el mismo destino”, dijo un periodista de una publicación similar a las del grupo Southern Media.

“Si no nos expresamos y si seguimos en silencio, entonces está profesión no tiene sentido”. (Información adicional de Megha Rajagopalan, Sui-Lee Wee y Michael Martina en Pekín; Traducido por Teresa Larraz y Raquel Castillo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below