Laboratorio nuclear de EEUU aparta tecnología china por seguridad

lunes 7 de enero de 2013 18:36 CET
 

LONDRES, 7 ene (Reuters) - Uno de los principales laboratorios de armas nucleares de Estados Unidos encontró recientemente que sus sistemas informáticos contenían conmutadores para redes hechos en China y reemplazaron al menos dos componentes debido a preocupaciones de seguridad nacional, muestra un documento.

Una carta del Laboratorio Nacional Los Alamos en Nuevo México, fechada el 5 de noviembre de 2012, declara que el centro de investigaciones había instalado dispositivos fabricados por H3C Technologies, con base en Hangzhou, China, según una copia vista por Reuters.

H3C comenzó como una sociedad conjunta entre la china Huawei Technologies y 3Com, una firma de tecnología de Estados Unidos, y se llamó Huawei-3Com durante un tiempo. Hewlett Packard adquirió la firma en 2010.

El hallazgo plantea incógnitas sobre las prácticas de adquisición en departamentos estadounidenses responsables de la seguridad nacional. Las autoridades y el Congreso de ese país plantearon preocupaciones sobre Huawei y sus supuestos lazos con el gobierno y las fuerzas armadas chinas.

La compañía, la segunda mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones, niega que sus productos planteen riesgos de seguridad o que el ejército chino influyan en sus negocios.

Los conmutadores son usados para administrar el tráfico de datos en redes informáticas. No está claro el número exacto de conmutadores de fabricación china instalados en Los Alamos, ni cómo ni cuándo fueron adquiridos, ni tampoco si fueron usados en sistemas sensibles o plantean riesgos de seguridad.

El laboratorio - donde fue diseñada la primer bomba atómica - es responsable del mantenimiento del arsenal nuclear de Estados Unidos.

Un portavoz del laboratorio Los Alamos derivó preguntas a la Administración Nacional de Seguridad Nuclear del Departamento de Energía, o NNSA según su sigla en inglés, que declinó hacer comentarios.

La carta del 5 de noviembre vista por Reuters fue escrita por el director de información a cargo en el laboratorio Los Alamos y estaba dirigida al subdirector de salvaguardia y seguridad de la NNSA.

Señala que en octubre, un ingeniero informático del laboratorio - que no es identificado en el documento - advirtió a sus superiores que los dispositivos de H3C "estaban comenzando a ser instalados en" sus redes.

La carta dice que un equipo de especialistas, parte de la unidad de contrainteligencia del laboratorio, comenzaron a investigar, "con un enfoque en redes sensibles". El laboratorio "determinó que una pequeña cantidad de los dispositivos instalados en una red eran dispositivos de H3C. Dos dispositivos usados en casos aislados fueron reemplazados rápidamente", dijo la nota. (Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)