27 de diciembre de 2012 / 6:33 / hace 5 años

Toyota pagará hasta 833 millones para resolver demandas en EEUU

Por Deepa Seetharaman y Bernie Woodall

DETROIT, 27 dic (Reuters) - Toyota Motor ha propuesto gastar 1.100 millones de dólares (unos 833 millones de euros) en la instalación de sistemas de seguridad y pagos en efectivo a sus clientes para resolver una demanda en Estados Unidos por acusaciones de que millones de sus vehículos se aceleraban de manera repentina e involuntaria.

Cerca de 16 millones de vehículos Toyota, Lexus y Scion vendidos en Estados Unidos de los modelos años 1998 a 2010 están cubiertos por la medida, según documentos presentados ante un tribunal hechos públicos el miércoles.

Treinta modelos están afectados, incluidos el sedán mediano Toyota Camry y el compacto Corolla.

Toyota, la tercera automotriz según participación en el mercado estadounidense, no admitió haber cometido un error en el acuerdo propuesto.

“Esta fue una decisión difícil, especialmente debido a que evidencia científica fiable y múltiples evaluaciones independientes han confirmado la seguridad de los sistemas de control de aceleración de Toyota”, dijo Christopher Reynolds, consejero general de Toyota Motor Sales, USA, en un comunicado.

“Sin embargo, nosotros concluimos que dar vuelta la página en este tema legal mediante los pasos positivos que estamos tomando es en el mejor interés de la compañía, nuestros empleados, concesionarios y, principalmente, nuestros clientes”, agregó.

Toyota dijo que asumirá un cargo extraordinario previo a impuestos de 1.100 millones de dólares para cubrir los costes estimados del acuerdo.

La portavoz de Toyota en Estados Unidos Julie Hamp dijo que la compañía no revelaría hasta febrero, cuando emitirá su próximo informe de ganancias trimestrales, si dividiría el coste en varios trimestres.

Varias revisiones de vehículos de Toyota, que afectaron a más de 10 millones de vehículos entre 2009 y 2011, dañaron la reputación de la compañía de fiabilidad y seguridad. Sin embargo, el efecto de las revisiones sobre las ventas y la fidelidad es “difícil de aislar”, dijo Rebecca Lindland, analista de IHS Automotive.

“Gran parte de su crecimiento a comienzos de la década del 2000 fue por quienes compraron Toyota por primera vez”, sostuvo.

“Esas son las personas más expuestas a decir, ‘nunca más compraré un Toyota’. Los efectos a largo plazo no se concretarán por completo hasta que los todos los coches que pudieron ser afectados hayan sido retirados”, sostuvo.

La mayor crisis de seguridad en la historia de Toyota comenzó a hacerse pública en agosto de 2009 cuando el policía de carretera de California Mark Saylor y tres miembros de su familia murieron en un Lexus ES 350 que chocó a alta velocidad.

Una demanda separada por la muerte de la familia Saylor fue resuelta fuera de los tribunales. Un puñado de casos por muertes y lesiones personales aún están pendientes, pero la amplia mayoría de los litigios sobre el tema serán resueltos si el acuerdo propuesto es aprobado, dijo una persona con conocimiento de las demandas restantes que pidió condición de anonimato.

Toyota ha afirmado que su sistema de control de aceleración electrónico no tiene errores. Reiteró eso el miércoles.

Un estudio del regulador de estadounidense Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras y la NASA no halló relación entre las informaciones de aceleraciones no intencionales y el sistema de control de aceleración electrónico de Toyota.

El montante equivale a “un hito, sino un récord, en los acuerdos por demandas colectivas contra automóviles defectuosos en Estados Unidos”, según un documento presentado ante el tribunal por abogados de los demandantes.

Hagens Berman, la firma legal que representa a los propietarios de vehículos Toyota que presentaron el caso en 2010, dijo en un comunicado de prensa que el acuerdo fue valorado entre 1.200 millones y 1.400 millones de dólares.

El acuerdo, que debe ser aprobado por un juez federal de California, incluye pagos directos a los clientes, así como la instalación de un sistema de frenado manual en cerca de 3,25 millones de vehículos, dijeron los abogados de los demandantes.

Los términos incluyen un fondo de 250 millones de dólares para antiguos propietarios de automóviles Toyota que vendieron sus vehículos a precios reducidos debido a la mala publicidad, y un fondo separado de 250 millones de dólares para los dueños que no están incluidos en la mejoría del sistema de frenos.

Los abogados deben recibir hasta 200 millones de dólares en comisiones y 27 millones de dólares en costes, según los documentos. (Información de Deepa Seetharaman y Bernie Woodall; información adicional de Dan Levine y Jonathan Stempel. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below