India reprime protestas por una violación y Singh pide calma

lunes 24 de diciembre de 2012 11:34 CET
 

Por Ross Colvin y Rajesh Kumar Singh

NUEVA DELHI, 24 dic (Reuters) - Las autoridades indias trataron el lunes de reprimir el movimiento de protesta desatado por la violación en grupo de una joven, cerrando calles y estaciones ferroviarias en un intento de restaurar la ley y el orden después de que la policía se enfrentara con grupos de manifestantes.

En un discurso televisado poco habitual, el primer ministro Manmohan Singh hizo un llamamiento a la calma después de los disturbios del fin de semana en Nueva Delhi y prometió castigar a los violadores por un crimen "monstruoso".

El Gobierno de Singh, acusado con frecuencia por sus detractores de estar apartado de las preocupaciones de los ciudadanos, se ha visto sorprendido por la magnitud de la ira popular, que se ha extendido a otras ciudades. India está considerado como uno de los países más inseguros para ser mujer.

En lugar de canalizar la ira, el Gobierno se ha puesto a la defensiva sobre el uso de la fuerza contra los manifestantes, estudiantes universitarios en su mayoría, en Nueva Delhi y las quejas de que ha hecho poco para crear un ambiente más seguro para las mujeres.

-- Paquete de vídeo en inglés: link.reuters.com/dyf84t

Las manifestaciones han sido las más importantes en la capital desde las que tuvieron lugar en 2011 contra la corrupción gubernamental.   Continuación...