Revisión critica a Departamento Estado EEUU por ataque Bengasi

miércoles 19 de diciembre de 2012 07:16 CET
 

Por Arshad Mohammed y Anna Yukhananov y Tabassum Zakaria

WASHINGTON, 19 dic (Reuters) - La seguridad en la misión de Estados Unidos en Bengasi, Libia, era claramente insuficiente para hacer frente al ataque del 11 de septiembre pasado que causó la muerte del embajador estadounidense y otras tres personas debido a fallos sistémicos dentro del Departamento de Estado, reveló el martes una investigación oficial.

En una dura evaluación, la revisión citó deficiencias de "liderazgo y gestión" en dos oficinas del Departamento, mala coordinación entre las autoridades en Washington y "una verdadera confusión" en el terreno acerca de quién tenía la responsabilidad y el poder para tomar decisiones que involucraban temas políticos y de seguridad.

En el ataque murió el embajador Christopher Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses, lo que desató una ola de protestas políticas con los republicanos utilizando el tema para atacar al presidente Barack Obama antes de las elecciones del 6 de noviembre.

La dura evaluación del reporte probablemente empañará el período de cuatro años en el cargo de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien dijo en una carta que acompaña a la revisión que adoptaría todas sus recomendaciones.

"Fallas sistémicas y deficiencias de liderazgo y gestión en los niveles superiores dentro de dos oficinas del Departamento de Estado (...) resultaron en una postura de la misión especial de seguridad que era inadecuada para Bengasi y claramente insuficiente para hacer frente al ataque que ocurrió", dijo el reporte del comité que investiga el incidente, conocido como Directorio de Revisión de Responsabilidades.

El reporte criticó específicamente a la Oficina del Departamento de Estado de Asuntos de Oriente Próximo y su Oficina de Seguridad Diplomática.

El incidente ha suscitado dudas sobre la idoneidad de la seguridad en las embajadas estadounidenses en todo el mundo y sobre dónde trazar la línea entre proteger a los diplomáticos estadounidenses en lugares peligrosos y brindarles la suficiente libertad para hacer sus trabajos.

Jon Alterman, director del programa de Oriente Próximo en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, dijo que la evaluación refleja deficientemente sobre el desempeño de Clinton y que sus recomendaciones probablemente harán la vida más difícil para los diplomáticos en el campo.   Continuación...