España abre puerta a compensaciones estatales en híbridos Bankia

martes 18 de diciembre de 2012 12:09 CET
 

MADRID, 18 dic (Reuters) - El ministro de Economía español, Luis de Guindos, anunció el martes que se va a facilitar un arbitraje para establecer un mecanismo de compensación en preferentes o subordinadas colocados por la nacionalizada Bankia entre inversores particulares cuando sea evidente que la venta se ha realizado con malas prácticas.

"Es nuestra intención articular un procedimiento de arbitraje para tenedores de híbridos de Bankia que seguirá criterios de selección y procedimientos similares a los que se han aplicado en los casos de NovaCaixaGalicia Banco y Catalunya Banc", dijo De Guindos en una comparecencia en el Congreso.

"Esto se aplicará en aquellos casos más flagrantes, donde se haya demostrado mala praxis en la comercialización de estos productos financieros complejos y en particular en aquellas circunstancias personales en las que el comprador no estaba en condiciones de entender el producto", añadió.

El nuevo procedimiento, que agilizará y reducirá los costes de acudir a la justicia ordinaria, se pondrá en marcha después de que la nacionalizada acordase con Bruselas aplicar quitas de entre el 14 y el 46 por ciento en el canje de sus productos híbridos por acciones del banco.

Las preferentes y subordinadas, con características propias de inversores institucionales, se colocaron en los últimos años ampliamente entre inversores particulares en España a través de las sucursales y miles de pequeños ahorradores se han visto atrapados en inversiones ilíquidas provocando un gran debate social y político.

En algunos de los casos más llamativos, algunas entidades ofrecieron compensaciones a los partícipes mientras que la mayoría de los reclamantes esperan turno en los tribunales.

En principio, el paquete de ayudas europeas a la banca dejaba fuera cualquier posibilidad de compensación más allá de las quitas acordadas con la Comisión, con lo que cualquier acuerdo habría de realizarse con cargo al Estado.

El volumen de canje pendiente en el caso de Bankia es de unos 6.400 millones de euros, de los cuales, alrededor de 5.000 millones estarían en manos de particulares. (Información de Carlos Ruano, editado por Blanca Rodríguez)