Profesores, nerviosos y confundidos en retorno a clases en EEUU tras masacre

lunes 17 de diciembre de 2012 22:14 CET
 

* Funcionarios cierran rápidamente escuelas debido a "persona sospechosa"

* Profesor se pregunta qué decir a menores de primer año

Por Daniel Trotta

17 dic (Reuters) - Los profesores y policías mostraron extrema cautela el lunes y no dudaron en cerrar las escuelas a la primera señal de problemas, mientras los padres expresaban sus nervios al enviar a sus niños de regreso a clases por primera vez desde la masacre en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut.

Los profesores, temerosos de "imitadores" o alborotadores que podrían llamar por teléfono para realizar falsas amenazas, lidian con la manera de responder y sobre si hablar del tiroteo del viernes con los alumnos.

Las autoridades buscaban un equilibrio entre facilitar la seguridad necesaria sin asustar a los niños innecesariamente. Los políticos debatían sobre si proteger a no a las escuelas con guardias armados.

Al menos tres distritos escolares cerca de Newtown fueron cerrados el lunes después de que un ciudadano informó de una "personas sospechosa" en una estación de trenes cerca de una escuela primaria en Ridgefield, a unos 30 kilómetros del pueblo en el que un hombre armado mató a tiros a 20 niños y seis adultos en la escuela Sandy Hook.

"Tuvimos un reporte de una persona sospechosa en la estación de trenes Branchville, que está cerca de la Escuela Primaria Branchville. Lo que es sospechoso para una persona podría no serlo para otra", dijo el teniente Jeff Kreitz del departamento de policía de Ridgefield.

Cuando se le preguntó si los distritos vecinos debía ser cerrados, Kreitz dijo, "Fue sólo una precaución debido a la situación en Newtown".   Continuación...