Ibex-35, plano a mediodía tras última subasta bonos del año

jueves 13 de diciembre de 2012 12:24 CET
 

MADRID, 13 dic (Reuters) - Después del efecto balsámico inicial de las medidas de estímulo de la Fed estadounidense y la rúbrica de un tibio acuerdo de supervisión bancaria en la zona euro que cumplió la exigencias alemanas, el Ibex de la bolsa española se esforzaba por encumbrar los 8.000 puntos a mediodía tras una subasta del Tesoro que respondió a las expectativas.

"Fría reacción del mercado a los acuerdos alcanzados para lanzar la unión bancaria europea con la prima situándose otra vez claramente por encima de los 400 puntos y con una subasta de bonos que ha salido bien pero sin impacto en el mercado", dijo Sonia Tardío, operadora de Renta 4.

Por otra parte, las plazas internacionales siguen preocupadas por la solución del denominado precipicio fiscal en EEUU, después de que el propio presidente de la Reserva Federal advirtiese que la política monetaria por sí sola no alcanzaría para contrarrestar el daño que causaría el problema.

España captó los 2.000 millones que se había fijado en la última subasta de bonos del año, consiguiendo además mejores tipos de financiación ante una mejor situación de los mercados.

"Ha sido una subasta positiva, incluso con una buena ratio de cobertura en el plazo de 28 años", dijo Estefanía Ponte, directora de estrategia y economía de Cortal Consors.

En este contexto, el diferencial de la deuda española a 10 años repuntaba frente a su equivalente alemán hasta los 409 puntos básicos frente a los 403 pb anteriores a la emisión. .

El sector bancario centraba atención el jueves por el acuerdo europeo y los detalles sobre el capital del "banco malo". Economía confirmó el jueves que todos los grandes bancos nacionales privados menos BBVA participarán como inversores en la Sareb, que contará inicialmente con unos recursos propios de unos 3.800 millones de euros.

Tanto Santander como BBVA subían en torno al 0,2 por ciento, mientras que Caixabank, Sabadell y Popular registraban caídas de entre el 0,3 y el 0,7 por ciento.

Otros pesos pesados no financieros no mostraban grandes variaciones. Telefónica -que el miércoles culminó la venta de su filial de atención al cliente para reducir deuda- subía un 0,2 por ciento, mientras que Inditex cedía un 0,1 por ciento.   Continuación...