Egipto avanza con el referéndum pese a protestas de la oposición

martes 4 de diciembre de 2012 14:44 CET
 

Por Alistair Lyon y Yasmine Saleh

El CAIRO, 4 dic (Reuters) - La oposición egipcia convocó el martes a protestas masivas contra la medida del Gobierno islámico de realizar un referéndum sobre una nueva Constitución, después de que el presidente Mohamed Mursi lograra superar ciertos obstáculos judiciales para efectuar el plebiscito.

Mursi desató una ola de protestas cuando el 22 de noviembre se adjudicó temporalmente poderes extraordinarios, a través de un decreto con el que buscaba evitar que un sistema judicial aún dominado por personas asignadas por su predecesor Hosni Mubarak impida la compleja transición política en Egipto.

La policía antidisturbios se desplegó alrededor del palacio presidencial después de que activistas dijeran que marcharían más tarde hacia la oficina de Gobierno en una "última advertencia" a Mursi, un musulmán elegido por el voto popular en junio.

Algunos cientos de manifestantes se reunieron cerca de la casa del mandatario en un suburbio de El Cairo, gritando consignas contra su decreto y contra el partido Hermanos Musulmanes. La policía cerró la calle para impedir que se acerquen más, dijo un responsable de seguridad.

Liberales, izquierdistas y cristianos, entre otros, han acusado a Mursi de establecer un escenario político dictatorial para avanzar con una Constitución delineada por una Asamblea dominada por musulmanes.

Los periódicos independientes más leídos de Egipto no publicaron sus ediciones el martes en protesta a lo que llamaron la "dictadura" de Mursi. En tanto, los bancos planeaban cerrar tres horas antes, dijo un responsable del sector.

No obstante, hasta el momento ha habido sólo una respuesta limitada al llamamiento de la oposición a una campaña de desobediencia civil en el país más poblado del mundo árabe y su centro cultural.

"La presidencia cree que la oposición es demasiado débil e inoperante. Hoy (martes) es el día que les demostramos que la oposición es una fuerza con la que tendrán que vérselas", dijo Abdelrahman Mansour en la plaza Tahir de El Cairo, el epicentro de la revuelta que derrocó a Mubarak.   Continuación...