Ofensiva fiscal de Australia contra Google, con riesgos de inversión

lunes 3 de diciembre de 2012 14:11 CET
 

Por Victoria Thieberger

MELBOURNE, 3 dic (Reuters) - Australia se enfrenta a una batalla cuesta arriba para capturar una mayor proporción de ingresos fiscales procedentes de multinacionales como Google y necesita trabajar con sus socios comerciales para evitar asustar a sus inversores con la imagen de un país con impuestos altos, dijeron abogados y especialistas en impuestos.

Australia ha anunciado mano dura en las prácticas sobre impuestos que usan legalmente las grandes firmas, para enviar sus ingresos a países con menores tasas de impuestos como Irlanda y Holanda.

Reino Unido y Alemania también están buscando maneras de asegurarse que las empresas multinacionales paguen lo que ven como una tasa de impuestos más justa y están instando al grupo de países desarrollados que forman el G20 a trabajar juntos para proteger los ingresos fiscales.

Algunos especialistas en impuestos argumentan que las medidas propuestas por Australia, que llegan después de varios grandes cambios en la regulación sobre impuestos del país en los últimos 18 meses, podrían disuadir a empresas extranjeras de invertir en el país.

"Lo que está empezando a suceder es que Australia está siendo vista cada vez más como un país con un alto riesgo soberano en impuestos", dijo Paul Stacey, consejero de impuestos en el Institute of Chartered Accountants.

El gobierno ha hecho un borrador con propuestas que incluyen normas para evitar que los beneficios salgan fuera, así como establecer un think-tank para revisar las estrategias que utilizan las multinacionales para reducir sus facturas de impuestos.

"Esta revisión sólo aumentará la percepción", dijo Stacey.

Las revisiones de las propuestas pasarán al Parlamento a comienzos del próximo año después de un período de consultas.   Continuación...