30 de noviembre de 2012 / 15:04 / hace 5 años

Asamblea aprueba nueva Constitución egipcia; oposición protesta

Por Edmund Blair y Marwa Awad

EL CAIRO, 30 nov (Reuters) - Una Asamblea liderada por islamistas aprobó el viernes en Egipto el borrador de una nueva Constitución con la que busca poner fin a una crisis desatada por un decreto que ampliaba los poderes del presidente Mohamed Mursi, pero los opositores respondieron con más protestas en El Cairo.

“El pueblo quiere derrocar el régimen”, gritaban manifestantes en la plaza Tahrir, reiterando los lemas que surgieron en el mismo lugar hace menos de dos años y que terminaron con el Gobierno de Hosni Mubarak.

Mursi dijo que el decreto que impedía a la justicia desafiar sus decisiones - y que generó ocho días de protestas por parte de egipcios que lo calificaron de un nuevo dictador - era “para un momento excepcional” y apuntaba a acelerar la transición democrática.

El decreto “se acabará en cuanto el pueblo vote una nueva Constitución”, dijo Mursi a la televisión estatal mientras la Asamblea Constitucional aún votaba el borrador, que los islamistas indican que refleja las nuevas libertades de Egipto.

En tanto, la oposición continuaba con las críticas. Liberales, izquierdistas, cristianos, musulmanes moderados y otros sectores se retiraron de la Asamblea argumentando que sus voces no estaban siendo escuchadas.

La oposición convocaron a grandes movilizaciones en todo el país el viernes, después de que decenas de miles reclamaran contra el polémico decreto de Mursi el martes. Las manifestaciones suelen tener lugar en horas de la tarde.

Manifestantes dijeron que impulsarían el voto por el “no” en el referendo necesario para que la nueva Constitución entre en vigor, que podría celebrarse a mediados de diciembre. Si se aprueba, cancelaría inmediatamente el decreto del presidente.

“Básicamente, rechazamos el referendo y la Asamblea Constitucional porque la asamblea no representa a todos los sectores de la sociedad”, dijo Sayed el Erian, de 43 años, miembro de un partido opositor que se manifestaba en la emblemática plaza Tahir de El Cairo.

El plebiscito sobre la Constitución es una maniobra basada en la creencia de los islamistas de que pueden movilizar a suficientes votantes tras haber ganado todas las elecciones desde que Hosni Mubarak fue derrocado en febrero de 2011.

Pero será necesaria la cooperación de los jueces para supervisar la votación, aunque muchos están enojados por el decreto de Mursi, que consideran mina la independencia del sistema judicial. Algunos de ellos incluso han entrado en huelga.

La Asamblea concluyó la votación tras 19 horas de sesión, aprobando sus 234 artículos, incluyendo los referidos a poderes presidenciales, estatus del islamismo, papel de los militares y alcance de los derechos humanos en la era pos Mubarak.

CAMBIOS HISTÓRICOS

El borrador aprobado contiene cambios históricos al sistema de Gobierno de Egipto. Por ejemplo, limita a ocho años el tiempo del mandato presidencial. Mubarak había estado en el poder por tres décadas.

También introduce cierto grado de supervisión sobre la cúpula militar, aunque para los críticos no el suficiente.

Se prevé que Mursi ratifique el documento el sábado, lo que permitiría que el referendo tenga lugar a mediados de diciembre.

“Hemos concluido el trabajo sobre la nueva Constitución de Egipto”, dijo Hosam el Gheriyani, titular de la Asamblea, en una retransmisión en directo de la sesión final.

“Llamaremos al presidente hoy (viernes) a una hora razonable para informarle que la Asamblea ha finalizado su tarea y que el proyecto de la Constitución está completo”, agregó.

La votación fue interrumpida reiteradamente por cruces entre los miembros de la mayoría musulmana y Gheriyani sobre los artículos. Varios artículos fueron enmendados.

“Esta es una Constitución revolucionaria”, dijo Gheriyani, quien instó a los miembros de la Asamblea a lanzar una campaña para “explicar a nuestra nación su Constitución”.

El grupo Hermanos Musulmanes, que respaldó a Mursi en las elecciones presidenciales de junio, espera que la Constitución termine con la crisis al reemplazar el controvertido decreto. Pero los críticos creen que la medida profundizaría las divisiones en la sociedad egipcia. (Información adicional de Tom Perry, Yasmine Saleh y Tamim Elyan; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below