28 de noviembre de 2012 / 16:09 / hace 5 años

Ucrania, perpleja mientras se aclara acuerdo gas 1.100 mlns usd

5 MIN. DE LECTURA

* Confusión sobre español que firmó contrato con gobierno ucraniano

* Gas Natural insiste en que no han firmado acuerdo alguno con Ucrania

Por Pavel Polityuk y Olzhas Auyezov

KIEV, 28 nov (Reuters) - Dos días después de desvelar un acuerdo sobre una vital terminal de gas de 1.100 millones de dólares, altos funcionarios ucranianos se apuraban el miércoles en dilucidar si el hombre que firmó en nombre de Gas Natural realmente representaba a la compañía española.

Vladislav Kaskiv, responsable de la agencia estatal de inversiones de Urcania, firmó el acuerdo en Kiev ante el primer ministro Mykola Azarov y el ministro de Energía con un hombre en principio identificado como el ejecutivo de Gas Natural, Jordi García Tabernero.

La compañía energética española desmintió rápidamente haber formado un consorcio para la construcción de una planta de gas natural licuado (GNL) en las costas ucranianas del Mar Negro, un proyecto que según ensalzó la antigua república soviética reduciría su dependencia del gasoducto ruso.

Gas Natural afirmó que Tabernero, director de comunicación del grupo, no estaba en Ucrania, sino en Barcelona, en el momento del ceremonioso acuerdo, grabado y colgado en la página web del Gobierno ucraniano.

Oficiales ucranianos, que insistieron el lunes en que habían sellado un acuerdo genuino y que permanecieron en silencio el martes, dijeron el miércoles que estaban tratando de averiguar lo que había sucedido.

"Esto probablemente fue resultado de una flagrante negligencia por parte de los funcionarios", dijo una fuente próxima al gobierno.

Kaskiv, quien según la fuente parecía horrorizado cuando se reunió con funcionarios el día después de la firma, no apareció por la reunión semanal del consejo de ministros, aunque difundió un comunicado en el echaba la culpa de la confusión a aspectos técnicos.

"Sigo confiando en que (el desmentido de Gas Natural) publicado por los medios fuera causado por complicaciones técnicas. Estamos llevando a cabo consultas sobre esto", dijo Kaskiv en un comunicado publicado en la página web de la agencia.

Gas Natural dejó claro el lunes que ni se la había pasado por la cabeza la idea de una terminal de GNL en Ucrania.

"Gas Natural Fenosa no tiene ningún contrato firmado para invertir en el proyecto de una planta de GNL en Ucrania, ni lideramos ningún consorcio para el desarrollo del citado terminal. No tiene nada en estudio en este sentido, ni representante alguno en Ucrania trabajando en este asunto", dijo el grupo en una nota de prensa.

¿quién firmó Entonces?

Después de que Gas Natural desmintiese la presencia de Tabernero, la agencia de inversión estatal identificó al misterioso español como Jordi Sardá Bonvehi, quien según Gas Natural no trabaja para el grupo y contra el que podría actuar legalmente.

"Esta persona no representa a la compañía y por tanto Gas Natural Fenosa se reserva el derecho de tomar acciones legales si fuese apropiado una vez se aclaren los detalles de la situación", dijo el grupo catalán el miércoles en un correo electrónico, añadiendo que ha enviado notificaciones relacionadas con esta polémica tanto Sardá como a la agencia de inversiones ucraniana.

El ministro de Energía Yuri Boiko dijo a periodistas el miércoles que el Gobierno estaba comprobando si Bonvehi tenía potestad para firmar documentos en nombre de Gas Natural.

"Por lo que yo sé, están clarificando aspectos técnicos sobre si él (Bonvehi) tenía potestad (para firmar el acuerdo). Pero esta persona tomó parte en todas las negociaciones en nombre de esta compañía", dijo Boiko.

Una fuente del gobierno dijo que un funcionario ucraniano iba a viajar a España para proseguir la investigación.

Un funcionario del gobierno ucraniano le facilitó a Reuters un número de teléfono móvil que dijo pertenecía a Bonvehi y la persona que contestó al mismo dijo que era la persona en cuestión y que podría reunirse con periodistas a lo largo del día.

Reuters no pudo confirmar de forma independiente si con quien habló era en realidad Bonvehi u otra persona.

Kaskiv dijo que en todo caso Ucrania seguiría esforzándose para sacar adelante el proyecto.

"En cualquier caso, la posible negativa de la compañía española para tomar parte en el proyecto no será crítica", dijo.

En un principio, había dicho que Gas Natural tendría un 75 por ciento del consorcio de la terminal y el restante 25 por ciento quedaría en manos de Ucrania.

La terminal de GNL permitiría a Ucrania importar gas de proveedores en el Mar Caspio y en el Golfo a un precio muy inferior al cobrado por la rusa Gazprom.

La dependencia de Ucrania del gas ruso ha sido una fuente de constantes fricciones entre ambos países y muchos ucranianos ven en el gasoducto un instrumento de continuada influencia por parte de Moscú. (Traducción e información adicional en español por Jose Elías Rodríguez, editado en español por Andrés González)

Editado por Henning Gloystein y Anthony Barker

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below