El decreto de Mursi desata protestas en Egipto, rivales lo llaman "faraón"

viernes 23 de noviembre de 2012 15:22 CET
 

* Decreto amenaza con generar nuevas turbulencias en Egipto

* Manifestantes acuden a plaza Tahrir, disturbios en Alejandría

* Naciones Unidas y Unión Europea expresan preocupación

Por Edmund Blair y Marwa Awad

EL CAIRO, 23 nov (Reuters) - El decreto del presidente de Egipto, Mohamed Mursi, para evitar que sus decisiones sean desafiadas por la justicia hasta que sea electo un nuevo Parlamento desató el viernes la furia de sus opositores, quienes lo acusaron de ser un nuevo Hosni Mubarak y de apoderarse de la revolución.

Asesores de Mursi dicen que el decreto buscaba acelerar la transición que ha estado llena de obstáculos legales, pero los rivales del presidente se apresuraron a describirlo como un nuevo "faraón" que busca imponer un gobierno islámico en Egipto.

"Mursi, un dictador 'transitorio'", decía el titular del diario independiente Al-Masry Al-Youm, mientras que cientos de manifestantes acudieron a la Plaza Tahrir de la capital, el corazón de la revuelta de 2011 contra Mubarak, para exigir la renuncia del presidente tras acusarlo de lanzar un "golpe".

Manifestantes también irrumpieron en las oficinas del movimiento de los Hermanos Musulmanes de Mursi en Alejandría y arrojaron sillas y libros a las calles para luego prenderles fuego.

Seguidores y detractores de Mursi se enfrentaron y se lanzaron piedras cerca de una mezquita en la ciudad, la segunda más grande de Egipto, de acuerdo a un testigo.   Continuación...