Alcaldes italianos marchan contra la austeridad

miércoles 21 de noviembre de 2012 22:07 CET
 

MILÁN, 21 nov (Reuters) - Cientos de alcaldes italianos de todo el espectro político se manifestaron el miércoles en Milán y amenazaron con dimitir en masa en una protesta contra las medidas de austeridad impuestas por el Gobierno tecnócrata de Mario Monti.

Una dimisión en masa sería una forma muy simbólica de oposición pública al impopular plan de Monti, pero no interferiría necesariamente con la gestión del Gobierno de Roma.

Alcaldes tanto de pueblos diminutos como de grandes ciudades se reunieron en la capital financiera italiana con el lema "Liberad a los pueblos del Pacto de Estupidez", en referencia a los recortes de gastos impuestos a las autoridades locales bajo el llamado Pacto de Estabilidad.

El líder de la asociación de ayuntamientos, Graziano Delrio, se reunió con miembros del Gobierno central para pedir cambios en el presupuesto que está ahora en el Parlamento, y en particular que se suavicen los recortes en financiación a los ayuntamientos.

Delrio dijo que a menos que las demandas de los alcaldes se acepten, se reunirán el 29 de noviembre, cuando está previsto el último debate sobre el presupuesto en el Senado, para anunciar su dimisión en masa.

El alcalde conservador de Roma, los alcaldes de izquierdas de Milán y Turín y decenas de ediles, tanto de la separatista Liga Norte como de otras formaciones, dejaron de lado sus diferencias para marchar juntos frente a la ópera de La Scala en la protesta, organizada por un organismo que representa a los consistorios italianos.

Los aproximadamente 1.000 alcaldes asistentes, según organizadores, representan en torno a un octavo de los en torno a 8.000 ayuntamientos.

Delrio dijo que los recortes, dirigidos a reducir el déficit presupuestario italiano, erosionan servicios públicos vitales, dañan el sistema educativo y suponen que 2013 amenaza con ser "el año del funeral de los gobiernos locales".

Muchas escuelas secundarias de todo el país están cerradas esta semana porque han sido ocupadas por los estudiantes en protesta por los recortes.

Monti, que no ganó unas elecciones sino que fue reclutado el año pasado para sacar al país de la crisis, dijo el domingo que el nuevo Gobierno formado tras las elecciones del año que viene tendrán que seguir adelante con su plan de reformas para retener la confianza de los inversores. (Escrito por Gavin Jones; Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)