19 de noviembre de 2012 / 16:13 / en 5 años

Turquía pediría misiles de la OTAN en su frontera con Siria

* Misiles deben usarse con fines defensivos, dice jefe OTAN

* Mayor bombardeo en Damasco en 40 días, según activistas

Por Angelika Stricker

BRUSELAS, 19 nov (Reuters) - Turquía solicitaría formalmente el lunes que la OTAN coloque los avanzados sistemas de misiles Patriot en su frontera para defenderse de ataques sirios, según un ministro alemán.

Los rebeldes sirios que luchan por derrocar al presidente Bashar el Asad han logrado apoderarse de una amplia porción del territorio, aunque prácticamente están indefensos ante la potencia de la fuerza área de Siria.

Los rebeldes han pedido presión internacional para imponer una zona de exclusión aérea, una medida que ayudó a los rebeldes libios a derrocar a su líder autoritario el año pasado.

El ministro alemán de Defensa, Thomas de Maiziere, dijo que su país espera que Turquía pida el lunes la OTAN el despliegue de misiles Patriot y que estudiará esa solicitud "con solidaridad".

"Pero si tenemos un despliegue de Patriots sobre la frontera turca, entonces eso será con soldados alemanes", añadió a periodistas en Bruselas, durante una reunión de ministros de Defensa de la Unión Europea.

Sólo Estados Unidos, Holanda y Alemania tienen disponible el sistema adecuado de misiles Patriot.

El secretario general de la OTAN, el general Anders Fogh Rasmussen, dijo que Turquía podría contar con la "solidaridad aliada", pero añadió que los misiles serían puramente para defensa y no para crear una zona de exclusión de vuelo en Siria.

En Damasco, activistas de la oposición dijeron que las fuerzas de Asad comenzaron el peor bombardeo en 40 días con ataques aéreos y de artillería, para frenar los avances rebeldes sobre los límites de la capital.

La guerra civil, en la que según activistas han muerto 38.000 personas, ha calado hondo y preocupa a los vecinos de Siria y a las potencias mundiales, que están divididas sobre su resolución.

Irán, Rusia y China se han mantenido del lado de Asad, mientras que Francia, Reino Unido y Estados Unidos apoyan su salida del poder.

Varios morteros han caído sobre Turquía, Líbano e Israel mientras los rebeldes acuden a las fronteras en busca de seguridad. Turquía está en negociaciones con aliados de la OTAN sobre cómo aumentar la seguridad en sus 900 kilómetros de frontera. (Información adicional de Adrian Croft, Sebastian Moffett y Robert-Jan Bartunek en Bruselas, Yosri Al Jamal en Ceylanpinar, Khaled Yacoub Oweis en Amán y Erika Solomon en Beirut; Escrito por Oliver Holmes; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below