19 de noviembre de 2012 / 14:48 / en 5 años

Israel dice que prefiere la diplomacia a invadir Gaza

* Israel refleja a Obama al contemplar solución diplomática

* Israel y Hamás esperan que el otro sea el primero en dejar de disparar

* Sondeo muestra débil apoyo israelí a guerra terrestre

Por Nidal al-Mughrabi y Dan Williams

GAZA/JERUSALÉN, 19 nov (Reuters) - Israel bombardeó el lunes decenas de blancos en Gaza y dijo que aunque está preparado para escalar su ofensiva enviando tropas, prefiere una solución diplomática que ponga fin al lanzamiento de cohetes palestinos desde el enclave.

Mientras aumenta la presión internacional para una tregua, el mediador Egipto dijo que podría estar cerca de un acuerdo para acabar con los enfrentamientos.

Doce civiles y cuatro combatientes palestinos murieron en los ataques aéreos, elevando a 90 la cifra de fallecidos en Gaza desde que comenzaron los enfrentamientos el miércoles, más de la mitad de ellos no combatientes, según las autoridades locales. También han muerto tres civiles israelíes.

Tras un alto el fuego durante la noche, milicianos de la Franja de Gaza, controlada por Hamás, dispararon 45 cohetes contra el sur de Israel, que no causaron heridos, dijo la policía. Uno de ellos dañó una escuela, pero estaba cerrada en ese momento.

La muerte de 11 civiles palestinos -nueve de una misma familia- provocó algunas peticiones internacionales de que se ponga fin a los seis días de hostilidades y podría poner a prueba el respaldo occidental a una ofensiva israelí catalogada como autodefensa tras años de ataques transfronterizos con cohetes.

El Ejército israelí no hizo declaraciones inmediatas sobre un artículo publicado en el periódico liberal Haaretz respecto a que había disparado por error contra la casa de la familia Dalu, donde murieron miembros de cuatro generaciones de una misma familia, cuando intentaba matar al jefe de armamento de cohetes de Hamás.

Está previsto que el secretario general de la ONU, Ban Ki moon, llegue a El Cairo para conocer los esfuerzos de alto el fuego liderados por Egipto, país fronterizo con Israel y con Gaza y cuyo Gobierno encabezado por los Hermanos Musulmanes ha recibido a líderes de Hamás y de la Yihad Islámica, una facción armada más pequeña en el enclave palestino.

Medios israelíes dijeron que una delegación de ese país también se encontraba en El Cairo para las conversaciones sobre una tregua. Un portavoz del Gobierno del primer ministro judío, Benjamin Netanyahu, declinó comentar sobre el tema.

“Israel está preparado, ha tomado medidas y está listo para una incursión terrestre que enfrente severamente la maquinaria militar de Hamás”, comentó a Reuters un alto cargo cercano a Netanyahu.

Sin embargo, añadió: “Preferiríamos ver una solución diplomática que garantice la paz para la población israelí en el sur. Si eso es posible, entonces ya no se necesitaría una operación terrestre. Si la diplomacia falla, podríamos no tener otra alternativa que enviar fuerzas terrestres”.

NEGOCIACIONES DE TREGUA

El lenguaje empleado por el funcionario refleja al del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que dijo el domingo que sería “preferible” evitar una incursión en Gaza. Obama también dijo que Israel tiene derecho a la autodefensa y que ningún país toleraría que caigan misiles sobre sus ciudadanos.

Negociadores egipcios podrían estar cerca de lograr un acuerdo entre Israel y los palestinos para poner fin a las hostilidades, dijo el primer ministro egipcio, Hisham Kandil.

“Creo que estamos cerca, pero la naturaleza de este tipo de negociación (significa) que es muy difícil de predecir”, declaró Kandil en una entrevista en El Cairo en la Cumbre de Inversión de Reuters en Oriente Próximo.

El exiliado líder del grupo palestino Hamás dijo que lunes que las armas palestinas pillaron a Israel “desprevenido” . Meshaal dijo que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, había pedido una tregua.

Sin embargo, Israel desmintió después que hubiera hecho tal petición.

“Los comentarios de Hamás sobre un alto el fuego, alegando que Israel está pidiendo uno, son tan precisos como la afirmación de que ha derribado un (avión) F-15 o de que atacó el Knesset (el Parlamento)”, dijo un alto cargo israelí.

Se espera que el Ministro egipcio de Exteriores visite Gaza el martes con una delegación de ministros árabes para expresar su solidaridad con los palestinos.

En escenas que recuerdan a la ofensiva del invierno de 2008-2009 en Gaza, tanques, artillería e infantería fueron desplegados en campamentos junto a la barrera fronteriza con el enclave palestino.

Convoyes militares se instalaron en la zona recientemente cerrada al tráfico de civiles. Israel también ha autorizado la llamada de 75.000 reservistas militares.

Debido a que Hamás y otras facciones islamistas rechazan la paz permanente con Israel, los acuerdos mediados para detener el fuego unilateralmente han sido la única fórmula para frenar el derramamiento de sangre en el pasado. Pero cada lado atribuye ahora la responsabilidad al otro bando.

Izzat Risheq, ayudante del jefe del politburó de Hamás, Jaled Meshaal, escribió en Facebook que Hamás entraría en una tregua sólo después de que Israel “detenga su agresión, ponga fin a su política de asesinatos selectivos y levante el bloqueo de Gaza”.

Enumerando los términos de Israel, el viceprimer ministro Moshe Yaalon, escribió en Twitter: “Si hay tranquilidad en el sur y los cohetes y los misiles no se disparan a los ciudadanos de Israel, ni se producen ataques terroristas dirigidos desde la Franja de Gaza, no vamos a atacar”.

Yaalon también dijo que Israel quiere poner fin a la actividad guerrillera de Gaza en el vecino Sinaí, una península desértica donde se extendió la anarquía durante la crisis política de El Cairo.

Netanyahu dijo que ha asegurado a los líderes mundiales que Israel está haciendo todo lo posible por evitar causar víctimas civiles en Gaza. Al menos 22 de las víctimas mortales en Gaza han sido niños, según fuentes médicas.

Aunque un 84 por ciento de los israelíes respaldan el actual ataque contra Gaza, según un sondeo de Haaretz, sólo un 30 por ciento desea una invasión terrestre y un 19 por ciento desea que su Gobierno trabaje para asegurar un tregua pronto.

El objetivo declarado de Israel es acabar con los arsenales de Gaza y forzar a Hamás a detener los lanzamientos de cohetes que han plagado las ciudades fronterizas israelíes durante años.

Hamás y otros grupos en Gaza son enemigos jurados del Estado judío, al que se niegan a reconocer y al que desean erradicar, afirmando que todo el territorio israelí es de los palestinos por derecho.

Hamás ganó elecciones legislativas en los territorios palestinos en 2006 pero un año más tarde, tras el colapso de un Gobierno de unidad dirigido por el presidente Mahmud Abas, el grupo islamista tomó el control de Gaza en una breve y sangrienta guerra civil con fuerzas leales a Abas. (Escrito por Ori Lewis, Dan Williams, Edmund Blair y Nadia el Gowely; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below