Caso Petraeus muestra la facilidad de EEUU para acceder a emails

sábado 17 de noviembre de 2012 14:40 CET
 

* FBI usó citaciones, y otros métodos para identificar al remitente

* Miles de correos fueron entregados finalmente

* EEUU dice que no necesita aprobación judicial para abrir emails

* Google, Facebook se resisten al espionaje sin orden judicial

Por Joseph Menn

SAN FRANCISCO, EEUU, 17 nov (Reuters) - El escándalo que ha rodeado la repentina dimisión de un director de la CIA adúltero ha conmocionado al pueblo estadounidense no sólo por los personajes de primera línea protagonistas de la historia, sino por la facilidad con la que las autoridades parecen haber entrado en las cuentas de correo electrónico personales.

La tecnología ha transformado las comunicaciones mucho más rápido que la ley, dando a las autoridades de Estados Unidos a todos los niveles el poder de investigar de forma rutinaria correos electrónicos o mensajes íntimos, con mucha menor responsabilidad de demostrar lo que se defiende en cuanto a relevancia en un caso penal.

A menudo, las personas objeto de inspecciones electrónicas no llegan a saber nunca que les han investigado, y por supuesto tampoco por qué.

Recientemente, las grandes compañías de tecnología como Google y Facebook están dando pasos atrás, negándose incluso a facilitar incluso comunicaciones antiguas sin una orden y desafiando al Gobierno a defender su política en los tribunales.   Continuación...