Hollande pide a los franceses que lo juzguen en cinco años

martes 13 de noviembre de 2012 19:03 CET
 

PARIS, 13 nov (Reuters) - El presidente de Francia, François Hollande, pidió el martes al pueblo francés, en medio de los problemas económicos y el deterioro de su nivel de popularidad, que lo juzgue por su éxito a largo plazo en la recuperación de la alicaída industria y la finalización de 17 meses de aumento en la tasa de desempleo.

Destacando que los bajos rendimientos de los bonos franceses mostraban que los mercados confiaban en que sus políticas económicas eran creíbles, Hollande dijo que una medida para financiar descuentos impositivos para las compañías con pequeños incrementos en los impuestos a las ventas debería impulsar la producción preservando el gasto de los consumidores.

"Declinar no es nuestro destino", dijo el presidente socialista en una conferencia de prensa en el marco de sus primeros seis meses en el cargo.

"Puedo comprender las dudas que se han expresado. El único interrogante válido, a mi entender, no es el estado de la opinión pública hoy sino el estado de Francia dentro de cinco años", agregó.

Hollande señaló que tener la opinión pública en contra no modificaría su meta de revivir la economía en dos años, en momentos en que los sondeos le dan niveles de aprobación de apenas el 36 por ciento, muy por debajo del 60 por ciento que ostentaba al asumir el Gobierno de Francia en mayo.

"La recuperación llevará tiempo, pero creo que podemos lograrla. Quiero que las personas jóvenes estén viviendo mejor dentro de cinco años", añadió.

Reactivar la estancada economía francesa y cerrar la brecha de competitividad con Alemania, que está obteniendo un enorme superávit comercial mientras Francia se hunde aún más en el déficit, se han convertido en los mayores desafíos para Hollande.

El mandatario pidió a sindicatos y empleadores que tomen un "compromiso histórico" en la reforma de los contratos laborales para impulsar el empleo, diciendo que el Gobierno legislaría si ellos fracasan en lograr un acuerdo pero que preferiría que la ley sea producto de las negociaciones.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, defenderá las políticas del Gobierno socialista en una reunión el jueves con la canciller alemana, Angela Merkel, tras informaciones que indican que Berlín está preocupado porque Francia no está haciendo lo suficiente para reactivar su economía. (Información de Mark John y Elizabeth Pineau; Escrito por Catherine Bremer; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)