Desacuerdo entre Unión Europea y FMI reaviva temores sobre crisis deuda

martes 13 de noviembre de 2012 12:06 CET
 

Por Jan Strupczewski y Annika Breidthardt

BRUSELAS, 13 nov (Reuters) - Un enfrentamiento entre los acreedores internacionales sobre cuánto tiempo se debe dar a Grecia para que su deuda se sitúe en un nivel sostenible relanzó el martes los temores a que la crisis de deuda de la zona euro pueda estallar de nuevo.

Los ministros de Finanzas de la zona euro sugirieron el lunes que Grecia debe tener de plazo hasta 2022 para reducir su relación deuda/PIB al 120 por ciento, pero la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, insistió en que debe mantenerse la actual meta de 2020.

"Es evidente que tenemos puntos de vista diferentes. Lo que importa en definitiva es la sostenibilidad de la deuda griega, que el país pueda volver a recuperarse", dijo Lagarde en una inusual declaración pública de desacuerdo con el bloque europeo.

Detrás de su intercambio de palabras con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se encuentra una disputa sobre si los gobiernos de la zona euro deben condonar parte de la deuda de Grecia para que ésta sea manejable.

Los responsables del FMI han presionado para que haya una "quita" de deuda, mientras que Alemania, el mayor contribuyente de los fondos de rescate de la zona euro, ha rechazado esta posibilidad con vehemencia y la califica como ilegal.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo el martes a periodistas que el plazo de 2020 era "demasiado ambicioso".

"Hay un debate sobre una 'quita' por parte de los acreedores oficiales. Sobre esto diré, y la mayoría de los países lo han dicho en las últimas semanas, que eso no es legalmente posible", agregó.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha señalado que quiere que Grecia se mantenga en la zona euro, pero está decidida a evitar pérdidas para los contribuyentes alemanes antes de las elecciones generales de septiembre de 2013.   Continuación...