13 de noviembre de 2012 / 11:10 / hace 5 años

Desacuerdo entre Unión Europea y FMI reaviva temores sobre crisis deuda

Por Jan Strupczewski y Annika Breidthardt

BRUSELAS, 13 nov (Reuters) - Un enfrentamiento entre los acreedores internacionales sobre cuánto tiempo se debe dar a Grecia para que su deuda se sitúe en un nivel sostenible relanzó el martes los temores a que la crisis de deuda de la zona euro pueda estallar de nuevo.

Los ministros de Finanzas de la zona euro sugirieron el lunes que Grecia debe tener de plazo hasta 2022 para reducir su relación deuda/PIB al 120 por ciento, pero la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, insistió en que debe mantenerse la actual meta de 2020.

“Es evidente que tenemos puntos de vista diferentes. Lo que importa en definitiva es la sostenibilidad de la deuda griega, que el país pueda volver a recuperarse”, dijo Lagarde en una inusual declaración pública de desacuerdo con el bloque europeo.

Detrás de su intercambio de palabras con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se encuentra una disputa sobre si los gobiernos de la zona euro deben condonar parte de la deuda de Grecia para que ésta sea manejable.

Los responsables del FMI han presionado para que haya una “quita” de deuda, mientras que Alemania, el mayor contribuyente de los fondos de rescate de la zona euro, ha rechazado esta posibilidad con vehemencia y la califica como ilegal.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo el martes a periodistas que el plazo de 2020 era “demasiado ambicioso”.

“Hay un debate sobre una ‘quita’ por parte de los acreedores oficiales. Sobre esto diré, y la mayoría de los países lo han dicho en las últimas semanas, que eso no es legalmente posible”, agregó.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha señalado que quiere que Grecia se mantenga en la zona euro, pero está decidida a evitar pérdidas para los contribuyentes alemanes antes de las elecciones generales de septiembre de 2013.

Con tanto que perder, los diplomáticos siguen confiando que se alcanzará un acuerdo para liberar un rescate de 31.500 millones de euros que Atenas necesita con urgencia para evitar la bancarrota.

Pero esto está muy lejos de concretarse todavía.

Los mercados financieros no ven con buenos ojos el hecho de que los acreedores no hayan logrado alcanzar un acuerdo. El euro cayó a un mínimo en dos meses contra el dólar y los futuros de los bonos alemanes, vistos como un activo de refugio seguro, subieron a máximos en dos meses.

“Poca gente podría pensar que la zona euro abandonará a Grecia. Pese a esto, los mercados se verán frustrados por la falta de una visión clara. Creo que el euro seguirá cayendo poco a poco”, dijo Ayako Sera, economista de mercados de Sumitomo Mitsui Trust Bank. (Información de Luke Baker, Daniel Flynn, John O‘Donnell y Robin Emmott en Bruselas, Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Blanca Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below