12 de noviembre de 2012 / 7:49 / en 5 años

Abas reitera a Obama que buscará reconocimiento en la ONU

* Petición palestina ante la Asamblea General

* Abas desafiará las objeciones de Obama, asesor

* Nuevas dudas de un esfuerzo de paz mediado por EEUU

Por Noah Browning y Matt Spetalnick

RAMALA, Cisjordania/WASHINGTON, 12 nov (Reuters) - El presidente palestino, Mahmud Abas, dijo el domingo al presidente de EEUU, Barack Obama, que pretende seguir adelante con la petición de obtener el reconocimiento de Naciones Unidas para Palestina como estado no miembro, pese a las objeciones del líder estadounidense.

Abas explicó su decisión a Obama en una conversación telefónica, según el asesor de Abas Nabil Abu Rdaineh. Ese desafío continuo a Washington en un asunto tan sensible arroja dudas sobre la posibilidad de que EEUU intente retomar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos tras la reelección de Obama el pasado martes.

La Autoridad Palestina, respaldada por Occidente, hizo circular el miércoles un borrador de resolución entre los estados miembros de la ONU pidiendo que se mejore su estatus actual de estado observador, pese a las objeciones de EEUU e Israel.

"El presidente Abas citó las razones y motivos para la decisión palestina de buscar una definición de estado no miembro, mientras continúa la actividad israelí en asentamientos y los ataques contra los palestinos y sus propiedades", indicó Abu Rdaineh.

La Casa Blanca señaló que Obama empleó la llamada, que respondía a un mensaje de Abas tras la reelección del presidente, para reiterar su "oposición a esfuerzos unilaterales en Naciones Unidas".

Los palestinos están considerados como una "entidad" observadora en Naciones Unidas.

Frustrados por su fallida petición de membresía plena en la ONU el año pasado, que chocó con la oposición de EEUU en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, los palestinos han emprendido una petición más suave de que se les reconozca como estado no miembro, un estatus similar al del Vaticano.

La propuesta, que podría votarse este mes en la Asamblea General, reconocería de forma implícita la condición de Estado a los palestinos y también les daría acceso a organismos como la Corte Penal Internacional de La Haya, donde podrían presentar quejas contra Israel.

Parece seguro que la petición obtendrá la aprobación de la Asamblea General de 193 países, compuesta sobre todo por estados poscoloniales históricamente simpatizantes de los palestinos.

Además, los diplomáticos palestinos intentan ganarse a los países europeos para su causa.

OPOSICIÓN DE EEUU E ISRAEL

Israel y EEUU dicen que un estado palestino debe obtenerse a través de la negociación, y han pedido a Abas que vuelva a las conversaciones de paz colapsadas en 2010 por la construcción de asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania.

"En su conversación con el presidente Abas, el presidente Obama reafirmó su compromiso con la paz en Oriente Próximo y su sólido apoyo para mantener negociaciones directas entre Israel y los palestinos con el objetivo de dos estados que convivan lado a lado en paz y seguridad", indicó la Casa Blanca.

Obama prometió hacer de la paz en Oriente Próximo una prioridad cuando asumió el cargo en 2008, pero la intermitente diplomacia estadounidense sobre el tema no ofreció progresos tangibles.

Mientras Washington se centra en la estancada negociación nuclear entre Irán y Occidente e intenta evitar un ataque unilateral israelí sobre instalaciones nucleares iraníes, la Casa Blanca no ha mostrado un interés real en iniciar una nueva negociación entre israelíes y palestinos.

Los palestinos aspiran a establecer un estado en Cisjordania, ocupada por Israel, y en la Franja de Gaza, controlada por el grupo islamista Hamás, gran rival de la autoridad palestina, con Jerusalén Este como capital.

El sábado el ministro israelí de Finanzas, Yuval Steinitz, amenazó con dejar de recoger los ingresos de impuestos para la Autoridad Palestina y no entregar el dinero si Abas sigue buscando el reconocimiento en la ONU como estado.

La economía palestina de Cisjordania, dependiente de la ayuda exterior, está sumida en una crisis financiera debido a un descenso en la ayuda de países occidentales y del golfo Pérsico, así como por las restricciones israelíes al comercio. (Información adicional de Ali Sawafta; Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below