ACTUALIZA1- Merkel quiere poner a punto la eurozona en 2-3 años

miércoles 7 de noviembre de 2012 16:59 CET
 

(Añade detalles, contexto)

BRUSELAS, 7 nov (Reuters) - La canciller alemana, Angela Merkel, hizo el miércoles un llamamiento a sus colegas europeos para acordar un plan concreto y ambicioso hacia una mayor integración fiscal y económica el próximo mes, que pueda ser puesto en práctica en el plazo de dos o tres años.

En un discurso en el Parlamento Europeo de Bruselas, Merkel dijo que el bloque monetario golpeado por la crisis sólo podría recuperar la confianza si continúa con las reformas económicas y prepara una hoja de ruta para una unidad más profunda.

"Trabajaré para asegurar que nos ponemos de acuerdo en un plan ambicioso en diciembre para renovar nuestra unión económica y monetaria", dijo Merkel. "Eso debe incluir medidas concretas que podamos implementar en los próximos dos o tres años", añadió.

Está previsto que los líderes europeos se reúnan a mediados de diciembre para discutir cambios en las reglas de gobernación del bloque, incluyendo una mayor coordinación en las políticas monetarias.

Merkel hizo mención a varios elementos durante su discurso, incluida la armonización de los mercados financieros, unas políticas de integración económica y fiscal más ajustadas, y pasos encaminados a asegurar una mayor legitimidad democrática de las decisiones tomadas a nivel europeo.

La canciller alemana reiteró su apoyo de dar a las instituciones europeas nuevos derechos para intervenir en los presupuestos nacionales cuando éstos violen las reglas comunitarias.

Merkel también habló de la necesidad de una mayor coordinación en políticas de empleo e impuestos, aunque precisó que la soberanía de los Estados miembros en estas áreas debe ser respetada.

A pesar de su esfuerzo por lograr una unión "más profunda", Merkel dejó claro que ella no quería un Europa a dos velocidades, que divida a los miembros del bloque monetario de aquellos que no usan la moneda común.

Tras su intervención en Bruselas, Merkel viaja a Londres para reunirse con el primer ministro británico, David Cameron en medio de un distanciamiento sobre un presupuesto europeo a medio plazo.

Bajo la presión de los euroescépticos de su partido, Cameron está alejándose gradualmente de Europa para irritación de algunos Estados miembros, incluida Alemania. (Información de Noah Barkin; traducido por Borja González Andrés)