7 de noviembre de 2012 / 4:18 / hace 5 años

Obama gana en algunos estados clave; Ohio y Florida en la mira

* Obama gana en Wisconsin y Pensilvania

* Composición del Congreso no sufriría grandes cambios

* Reñido recuento en Virginia, Florida y Ohio

Por Steve Holland y John Whitesides

WASHINGTON, 6 nov (Reuters) - El presidente Barack Obama se impuso en los estados clave de Wisconsin y Pensilvania, un paso importante para derrotar a su rival Mitt Romney en su intento por llegar a la Casa Blanca, en unas elecciones que presentan dos enfoques sumamente distintos para el futuro de Estados Unidos.

El triunfo de Obama en esos dos estados ponía presión sobre Romney, que ahora debe ganar en Ohio, Florida y Virginia si aspira a que los republicanos vuelvan al gobierno. En estos tres estados ambos candidatos parecen empatados.

Al menos 120 millones de personas habrían votado tras una dura y prolongada campaña presidencial que puso al descubierto las diferencias entre los estadounidenses que quieren que continúe Obama y aquellos que prefieren un cambio.

En una batalla estado por estado para conseguir los 270 votos electorales necesarios para llegar a la presidencia, Obama y Romney ganaron en estados donde se esperaba que lo hicieran.

Los primeros recuentos en Florida mostraban una lucha cuerpo a cuerpo. Mientras, Obama tenía ventaja en Ohio y Romney en Virginia.

Romney necesita ganar esos tres estados para tener posibilidades de llegar a la Casa Blanca, mientras que Obama puede permitirse perder uno o dos y aún así conseguir la reelección.

Las posibilidades de Romney se vieron golpeadas por los triunfos de Obama en Wisconsin, Pensilvania y Nueva Hampshire. Romney visitó Wisconsin la semana pasada, que es el estado natal de su compañero de fórmula, Paul Ryan, y el martes hizo una escala en Pensilvania con la esperanza de lograr una victoria.

En otro triunfo que compromete las opciones de los republicanos, Obama se impuso en Michigan, que es el estado natal de Romney. Algunos sondeos habían sugerido que la carrera por Michigan, donde el presidente impulsó un rescate de la industria automotriz, sería estrecha.

Algunas cadenas de televisión proyectaban que Romney era el ganador, como habían anticipado los sondeos, en estados tradicionalmente republicanos como Kentucky, Virginia Occidental, Oklahoma, Carolina del Sur, Indiana, Alabama, Tennessee y Misisipi. Además, fue declarado ganador en Texas, Kansas, Luisiana, Nebraska, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

En tanto, Obama ganaba en Nueva York, Nueva Jersey, Maryland, Vermont, Connecticut, Delaware, Washington D.C., Massachusetts y en su bastión electoral de Illinois.

La decisión de los votantes marcará el rumbo del país en los próximos cuatro años en lo que respecta al gasto público, los impuestos, el sistema de salud y los desafíos de política exterior entre los que se destacan las ambiciones nucleares de Irán y el surgimiento de China.

De acuerdo con un sondeo de Reuters-Ipsos realizado el día de las elecciones, uno de cada tres votantes de Obama dijo que la economía fue el tema más importante para ellos en la campaña, mientras que la mitad de los partidarios de Romney destacó ese punto.

Si bien el proceso de votación pareció transcurrir sin sobresaltos en la mayor parte del país, se registraron algunas quejas aisladas por presuntas irregularidades.

Los residentes de Nueva York y Nueva Jersey, aún golpeados por el paso de la tormenta Sandy, se encontraron con largas colas cuando fueron a votar.

En las elecciones también está en juego la renovación de parte del Congreso. Según CNN, los republicanos mantendrían el control de la Cámara de Representantes, mientras que los demócratas retendrían su estrecha mayoría en el Senado.

La campaña de Romney se mostró entusiasmada por lo que describió como una alta participación en áreas republicanas desde Florida a Colorado.

POCO MARGEN DE MANIOBRA

Romney, un multimillonario ex jefe de un fondo privado, sería el primer presidente mormón de Estados Unidos y uno de los estadounidenses más ricos en ocupar el cargo.

Obama, que se convirtió en 2008 en el primer presidente negro del país, quiere evitar ser relegado a servir sólo una legislatura, algo que ha sucedido sólo con uno de los tres ocupantes anteriores de la Casa Blanca.

Cualquiera de los candidatos que gane tendría escaso margen para maniobrar con soltura desde Washington y romper el estancamiento partidista.

Romney dijo a la prensa en su avión que lo llevó de regreso a Boston que había escrito solamente un discurso y que sólo contemplaba una victoria.

“Me siento muy orgulloso de la campaña que he liderado”, dijo.

En cambio, Obama sostuvo que había escrito dos discursos, dependiendo del resultado. “Siempre se tienen dos discursos preparados porque no puede darse nada por sentado”, dijo en declaraciones a un canal de Denver.

Remarcando la importancia que ambas campañas han puesto en Ohio, el vicepresidente Joe Biden aterrizó en Cleveland para una visita sorpresa sólo minutos después de que Romney tocara tierra en lo que parecía un intento por robar el protagonismo al republicano.

Romney se quedó a bordo hasta que el vehículo en que se movilizaba Biden abandonó la pista, que pronto se llenó aún más cuando aterrizó Paul Ryan.

IMPULSAN LA PARTICIPACION

Obama instó a través de una emisora de música en Tampa, Florida, al finalizar un compromiso con simpatizantes afroamericanos, que votar era “central para sacar nuestra comunidad adelante”.

Avivada por un gasto récord en avisos de propaganda negativa, la batalla entre ambos candidatos se focalizó fundamentalmente en la lenta recuperación económica y el alto desempleo persistente, aunque por momentos se volvió personal.

La estrecha carrera presidencial eleva los pronósticos de un resultado reñido similar al de las elecciones de 2000, que fueron definida por la Corte Suprema de Estados Unidos. Ambas campañas han establecido equipos legales para lidiar con posibles problemas de sufragio, desafíos o recuento de votos. (Información adicional de Jeff Mason en Chicago, Patricia Zengerle en Boston, Matt Spetalnick , Lisa Lambert y Susan Heavey en Washington.; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below