5 de noviembre de 2012 / 15:38 / hace 5 años

Analistas ven exiguas ganancias del euro tras un potencial rescate a España

Por Nia Williams

LONDRES, 5 nov (Reuters) - La aparente renuencia de España a buscar ayuda financiera hace que cualquier eventual petición de rescate pueda desencadenar sólo modestas ganancias del euro, en momentos en que los inversores están enfocados en el sombrío panorama económico del bloque monetario.

El Banco Central Europeo (BCE) anunció en septiembre un plan para comprar bonos de los países que soliciten asistencia, llevando los rendimientos españoles por debajo del nivel de insostenibilidad e impulsando al euro a su nivel más alto frente al dólar desde mayo.

Sin embargo, dos meses después, y sin ninguna señal de que Madrid vaya a dar un paso para solicitar ayuda, la oleada de optimismo que se extendió en los mercados se está desvaneciendo y los inversores están más inquietos por una posible oportunidad perdida.

El plan de compra de bonos fue visto como un extraño ejemplo de una acción decidida de parte de las autoridades para resolver la crisis, y el retraso en la activación del programa ha suscitado preocupaciones que pueden seguir aplazando dolorosas e impopulares medidas para los votantes.

En estas circunstancias, las preocupaciones subyacentes de la debilidad económica de la zona euro, que estaban encubiertas por el plan de compra de bonos, están de nuevo en la palestra.

"El peligro en el futuro de una solicitud (de rescate) es que es más probable que provenga de una posición de debilidad, cuando rendimientos de los bonos (españoles) comiencen a moverse al alza", dijo Steve Barrow, jefe de estudios cambiarios G10 en Standard Bank.

"Si España hubiera hecho una petición inmediata cuando el sentimiento hacia el euro era más positivo podríamos haber esperado una mejor reacción", agregó.

Los rendimientos de los bonos han aumentado en toda la periferia de la zona euro desde mediados de octubre, impulsados por el aumento de la incertidumbre sobre la situación de España y por el hecho de si Grecia recibirá la ayuda necesaria para evitar una bancarrota.

El euro tocó un mínimo de dos meses el lunes antes de la votación del miércoles en el Parlamento griego sobre las medidas de austeridad exigidas a Atenas por los prestamistas. Un rechazo de los legisladores podría provocar una caída del euro debido a un aumento de los temores de que Grecia abandone el bloque.

Muchos analistas dijeron que la moneda única podría también estar vulnerable a la venta una vez que el BCE comience a comprar bonos.

Ian Stannard, jefe de estrategia cambiaria en Europa de Morgan Stanley, dijo que espera que una solicitud de ayuda realizada a fin de año ayude al euro, que ahora está en torno a los 1,28 dólares, subiendo a 1,34 dólares antes de retroceder a 1,25 dólares a mediados de 2013.

Otros estrategas se mostraron más escépticos, diciendo que el euro puede tener problemas para liberarse del rango entre los 1,28 y 1,317 dólares en el que se ha negociado desde mediados de septiembre.

Debido a que una petición de rescate ha sido ampliamente anticipada, las ganancias resultantes tienden a ser fugaces, dijeron operadores. Muchos inversores que son optimistas sobre el euro es probable que ya hayan comprado y puedan estar cautelosos de comprar más.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below