Precios bonos Tesoro EEUU bajan un día antes de dato de empleo

jueves 1 de noviembre de 2012 17:27 CET
 

Por Ellen Freilich

NUEVA YORK, 1 nov (Reuters) - El precio de los bonos del Tesoro estadounidenses registraba leves pérdidas el jueves, un día antes de un influyente informe mensual de empleo oficial, mientras los mercados de riesgo veían ganancias a costas de la deuda del Gobierno de Estados Unidos, considerada como refugio seguro.

Las operaciones eran más bajas de lo habitual debido a que los trabajadores se esforzaban por llegar a sus oficinas en la vasta área a lo largo de la Costa Este, golpeada por la enorme tormenta Sandy.

El bono referencial del Tesoro estadounidense a 10 años bajaba 6/32 en precio y su rendimiento subía a un 1,72 por ciento desde el 1,70 por ciento que registraba al cierre del miércoles.

El bono a 30 años caía 25/32 en precio y su rendimiento subía a un 2,89 por ciento desde un 2,86 por ciento el miércoles. Posteriormente extendía sus pérdidas a un punto en precio.

Las acciones estadounidenses abrieron al alza y los mercados bursátiles chinos subieron después de que un dato oficial y otro privado de índices de gerentes de compra del sector manufacturero chino de octubre sugirieron que la segunda mayor economía mundial finalmente está ganando impulso.

Datos económicos estadounidenses divulgados el jueves no tuvieron mayor impacto en los bonos. Las nuevas solicitudes de subsidio por desempleo cayeron la semana pasada y el Informe Nacional de Empleo de ADP, un estudio del mercado laboral del sector privado, indicó que las empresas estadounidenses crearon 158.000 empleos en octubre.

Un grupo de la industria dijo que la confianza del consumidor estadounidense subió a su mayor nivel en más de cuatro años y el índice manufacturero del Instituto de Gerencia y Abastecimiento arrojó una lectura de 51,7 en octubre, poco más a lo pronosticado por analistas.

El informe de empleo establecerá el tono para el mercado estadounidense de bonos la próxima semana y probablemente para todo el mes, de modo que los precios deberían mantenerse en un rango ajustado hasta que el informe sea publicado el viernes por la mañana, comentó un analista.

Un dato de nóminas mucho más fuerte a lo esperado podría alentar algunas ventas de bonos, mientras que un informe más débil probablemente impulse la compra de los mismos, dijeron operadores. (Editado en español por Patricio Abusleme)