Reino Unido corre el riesgo de terminar dejando la UE: viceprimer ministro

jueves 1 de noviembre de 2012 14:45 CET
 

LONDRES, 1 nov (Reuters) - Reino Unido afronta una crisis que podría terminar con la salida de la sexta mayor economía mundial de la Unión Europea, advirtió el jueves el viceprimer ministro del país, Nick Clegg, antes de una dura negociación sobre el presupuesto del bloque europeo.

Un día después de que el primer ministro David Cameron sufriera una derrota en el Parlamento por no pedir un recorte en el presupuesto de la UE, Clegg dijo que el comportamiento de los legisladores rebeldes podría dejar aislado al país, o directamente fuera del bloque.

"Uno nunca logrará (nada) si se pone a patalear y dice 'queremos ser parte de este club, queremos reescribir unilateralmente las reglas del juego y elegir unilateralmente lo que suscribimos'", dijo Clegg, líder de los demócratas-liberales, el socio menor de la coalición gobernante británica y tradicionalmente un partido pro europeo.

"Mi temor es que esto sea un salto mucho más corto de lo que la gente parece imaginar hacia una crisis abierta que deje al Reino Unido completamente marginado o incluso fuera de la Unión Europea", sostuvo.

En una señal de las disputas internas sobre Europa en la cúpula del Gobierno británico, Clegg pasó una hora hablando después de que el ministro de Finanzas, George Osborne, advirtiera de que Reino Unido vetaría cualquier acuerdo sobre el presupuesto europeo que sea perjudicial para el contribuyente británico.

El presupuesto de largo plazo de la UE, que asciende a un billón de euros, se ha vuelto el centro de un debate más amplio en Reino Unido sobre los beneficios de pertenecer al bloque.

Cameron, que quiere que el presupuesto de la UE suba sólo en línea con la inflación, ha tratado de calmar a los más euroescépticos dentro de su partido conservador diciendo que buscará un nuevo tratado sobre los lazos con la UE y que lo sometería a una consulta popular.

Cameron considera que Reino Unido debe seguir siendo miembro de la UE, pero algunos banqueros e inversores han advertido de que el referendo podría volvérsele en contra, dado el descontento del electorado con la agenda europea. (Información de Guy Faulconbridge; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)