Familias de víctimas de avión estrellado rechazan oferta de compensación de Germanwings

sábado 18 de julio de 2015 23:13 CEST
 

FRÁNCFORT, 18 jul (Reuters) - Algunos de los familiares cercanos de las víctimas del avión de la aerolínea alemana Germanwings estrellado el 24 de marzo rechazaron la oferta de 25.000 euros (27.000 dólares) en compensación por daño emocional.

Un abogado que representa a algunas de las víctimas alemanas, Elmar Giemulla, dijo el sábado que notificó a Germanwings esta semana a través de una carta que la oferta era inadecuada. Agregó que una compensación adecuada sería una cifra baja de seis dígitos.

Germanwings, una unidad de Lufthansa, no estaba disponible de inmediato para comentar fuera del horario normal de oficina.

Evidencias muestran que el copiloto Andreas Lubitz trabó la puerta de la cabina de mando mientras el capitán estaba afuera durante el vuelo 4U9525 de Germanwings desde Barcelona a Düsseldorf y que dirigió al avión deliberadamente para estrellarlo contra la ladera de una montaña, acabando con la vida de las 150 personas a bordo.

La oferta de 25.000 euros es adicional de los 50.000 euros que ya fueron pagados como ayuda financiera inmediata a los familiares.

La ley alemana normalmente no contempla una compensación por separado por dolor y sufrimiento, a diferencia de la legislación estadounidense.

El pago propuesto por daño emocional sería entregado a los padres, viudos, parejas e hijos de las víctimas y no requiere de prueba de daños incurridos para ser realizado, dijo Germanwings en junio.

Los parientes que viven en Alemania también podrían pedir 10.000 euros adicional cada uno como compensación por cualquier problema de salud sin necesitar mostrar una prueba formal, sostuvo la compañía.

Las familias de las víctimas aún tienen derecho a presentar más reclamos de compensaciones por otros costos financieros, como funerales y pensiones perdidas, aunque eso sí requeriría de pruebas de los daños ocasionados.

(1 dólar = 0,9236 euros) (Reporte de Harro ten Wolde. Editado en español por Patricio Abusleme)