Grecia quiere acuerdo con UE y FMI pero estancamiento podría llevar a referendo: viceprimer ministro

sábado 18 de abril de 2015 22:00 CEST
 

ATENAS, 18 abr (Reuters) - Grecia desea alcanzar un acuerdo con sus acreedores sobre los planes de reforma pero no cederá en ciertos aspectos, dijo el viceprimer ministro del país en declaraciones publicadas el domingo por el diario To Vima, sin descartar un referendo o elecciones anticipadas si las actuales negociaciones fracasan.

Atenas está empantanada en las discusiones con sus socios de la zona euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las reformas económicas requeridas por los acreedores para destrabar el tramo restante de su rescate financiero.

No se espera que las negociaciones lleven a un acuerdo para la aprobación de los ministros de Finanzas de la zona euro en su reunión de Riga el 24 de abril, dado que los progresos son sumamente lentos.

"Nuestro objetivo es alcanzar una solución viable dentro del área del euro", dijo Yannis Dragasakis al diario. "No retrocederemos desde los puntos que hemos establecidos", sostuvo.

Consultado sobre si el Gobierno ha pensado en convocar a un referendo o incluso a elecciones anticipadas si las conversaciones no dan resultado, Dragasakis dijo que esta podría ser una posibilidad, aunque indicó que la meta de la administración seguía siendo alcanzar un acuerdo.

"En el fondo de nuestras mentes esas son posibilidades de encontrar una solución, si es que hay un punto muerto. El objetivo es (lograr) un acuerdo", destacó.

Grecia se está quedando rápidamente sin efectivo y en las próximas semanas podría verse enfrentada a la decisión sobre si pagar los salarios y las pensiones o devolver los préstamos concedidos al Fondo Monetario Internacional.

Marginada de los mercados de deuda, Atenas podría obtener más créditos del FMI y de los gobiernos de la zona euro, pero primero tendría que implementar reformas acordadas con sus acreedores, a fin de conseguir que sus finanzas sean sostenibles y de mejorar la competitividad de su economía.

El Gobierno de izquierda se rehúsa a aplicar medidas que incluyan recortes de pensiones, dado que ganó las elecciones de enero con la promesa de que pondría fin a la austeridad en Grecia. (Reporte de George Georgiopoulos. Editado en español por Marion Giraldo)