Aerolíneas aplicarán norma de dos personas en cabina de control tras caída avión en los Alpes

viernes 27 de marzo de 2015 00:23 CET
 

Por Victoria Bryan y Tim Hepher

BERLÍN/PARÍS, 26 mar (Reuters) - Las aerolíneas se apresuraron el jueves a cambiar sus normas para exigir que debe haber dos miembros de la tripulación en la cabina en todo momento, horas después de que los fiscales franceses dijeron que un copiloto se encerró en los controles de un avión que estrelló a propósito.

Estados Unidos ya exige que dos tripulantes estén en la cabina en todo momento, pero muchos otros países no lo hacen, lo que permite que los pilotos salgan, por ejemplo para usar el baño, siempre y cuando el otro piloto permanezca en los controles.

Eso es precisamente lo que los fiscales franceses sospechan que ocurrió el martes en el vuelo de Germanwings. Ellos sostienen que Andreas Lubitz, de 27 años, cerró la puerta y no permitió el regreso del capitán a la cabina para fijar los controles con rumbo a una colisión con la montaña, matando a las 150 personas que viajaban a bordo.

Aerolíneas como Norwegian Air Shuttle, la británica easyJet, Air Canada y Air Berlin dijeron a las pocas horas que habían aplicado el requisito de que dos miembros de la tripulación estén en la cabina en todo momento.

Canadá dijo que impondría de inmediato la norma en todas sus aerolíneas.

"Tenemos a muchos clientes preocupados", dijo un portavoz de Air Berlin.

Las aerolíneas que ya aplican ese requisito, como Ryanair , se apresuraron por calmar a sus clientes.

Entre las compañías que no anunciaron tal cambio de política están Lufthansa, matriz de Germanwings, cuyo presidente ejecutivo, Carsten Spohr, dijo que creía que era innecesario.

"No veo la necesidad de cambiar nuestros procedimientos", dijo Spohr a periodistas. "Fue un caso extraordinario. Pero lo estudiaremos con varios expertos en Lufthansa y con las autoridades. Nosotros no deberíamos perdernos en medidas de corto plazo", agregó. (Reporte adicional de David Morgan, Alwyn Scott, Jeffrey Dastin, Allison Martell; Editado en Español por Ricardo Figueroa)