12 de noviembre de 2014 / 20:09 / en 3 años

ACTUALIZA 2-Multan a bancos globales por 4.300 mln dlrs por irregularidades en mercado de divisas

(Agrega nuevas multas, detalles)

Por Kirstin Ridley y Joshua Franklin y Aruna Viswanatha

LONDRES/ZURICH/NUEVA YORK, 12 nov (Reuters) - Organismos reguladores multaron por un total de 4.300 millones de dólares a seis de los principales bancos del mundo, entre ellos Citigroup y UBS, por no impedir que los operadores intentaran manipular el mercado de divisas, tras una investigación global que llevó más de un año.

HSBC, Royal Bank of Scotland, JP Morgan y Bank of America también recibieron multas como resultado de una investigación que ajustó controles sobre un mercado mayormente desregulado que mueve 5 billones de dólares diarios, aceleró la iniciativa para automatizar transacciones, y llegó hasta el Banco de Inglaterra.

En el nuevo escándalo que golpea a la industria de servicios financieros, los operadores compartían información confidencial sobre órdenes de clientes y coordinaban operaciones para ganar dinero a partir de un referencial de cambio extranjero usado por administradores de activos y tesoreros corporativos para valuar sus carteras.

Decenas de operadores han sido suspendidos o despedidos por la maniobra.

Los operadores utilizaban nombres en clave para identificar a los clientes sin nombrarlos y creaban salas de chat con apodos tales como "los jugadores" o "los tres mosqueteros" en las que intercambiaban información.

Aquellos que no estaban involucrados en la maniobra eran menospreciados, y los operadores solían usar lenguaje obsceno para jactarse de los rápidos beneficios que obtenían.

La Autoridad de Servicios Financieros británica multó a cinco bancos por 1.770 millones de dólares -la mayor multa aplicada en la historia de Londres- y la Commodity Futures Trading Commissions (CFTC), el regulador estadounidense del mercado de futuros de materias primas, les ordenó pagar otros 1.480 millones de dólares.

"Las multas récord impuestas hoy marcan la gravedad de las irregularidades que encontramos, y las empresas tienen que asumir la responsabilidad para corregir los defectos", dijo el jefe del regulador británico, Martin Wheatley.

"Deben asegurarse de que sus operadores no jueguen con el sistema para aumentar sus ganancias o dejen de cumplir con su código de conducta", agregó.

La oficina del Comptroller of the Currency, el regulador del sector bancario de Estados Unidos, también multó a los bancos estadounidenses con 950 millones de dólares y fue la única que aplicó un castigo a Bank of America.

El regulador suizo FINMA ordenó a UBS, el mayor banco local, pagar 134 millones de francos (139 millones de dólares) luego de que halló errores graves tanto en operaciones cambiarias como con metales preciosos.

FINMA designará a un observador independiente para asegurarse de que el UBS cumpla las reglamentaciones tras descubrir que había recibido informes de personas dentro del banco que denunciaban supuestas prácticas corruptas de los operadores en el 2010 pero no los investigó adecuadamente.

Pese a lo dispuesto el miércoles, que eleva el total de las multas por manipulación de referenciales a más de 10.000 millones de dólares en dos años, los bancos todavía se enfrentan a más castigos cuando concluyan las investigaciones que están llevando a cabo el Departamento de Justicia estadounidense, la Reserva Federal, y el regulador financiero de Nueva York.

Las irregularidades de los bancos se produjeron desde el 2008 hasta octubre del 2013, más de un año después de que autoridades estadounidenses y británicas comenzaron a penalizar a bancos por asociarse para manipular la tasa de interés referencial Libor.

La autoridad reguladora británica dijo que los cinco bancos a los que multó recibieron un reducción del 30 por ciento en sus multas por aceptar un pago sin demora de las sanciones.

La investigación llegó al corazón del "establishment" británico y de Londres, centro global de las operaciones de divisas.

El Banco de Inglaterra dijo el miércoles que su jefe de operaciones cambiarias, Martin Mallet, no había alertado a sus superiores de que los operadores estaban intercambiando información.

El banco central británico, cuyo gobernador Mark Carney lidera una iniciativa global regulatoria para reformar los referenciales financieros, ha despedido a Mallet pero aclaró que él no había hecho nada ilegal o inadecuado. (Reporte de Kirstin Ridley; editado en español por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below