Alemania se pone a la defensiva mientras aumentan críticas a su manejo económico

domingo 12 de octubre de 2014 21:04 CEST
 

Por Noah Barkin

BERLÍN, 12 oct (Reuters) - El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, tuvo que soportar críticas durante las reuniones del Fondo Monetario Internacional en Washington este fin de semana y desestimó las sugerencias de que Berlín está bajo presión para cambiar su manejo de la economía.

Pero la verdad es que el país no había estado tan aislado en sus políticas económicas europeas desde el momento más álgido de la crisis financiera de la zona euro hace más de dos años.

En Washington, Schaeuble tuvo que soportar sermones de críticos como el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos Larry Summers, quien en un panel de discusión acusó a Alemania de llevar a Europa por un camino de deflación al estilo japonés con un enfoque equivocado en la consolidación presupuestaria.

Además, el ministro alemán tuvo que oír los consejos de aliados tradicionales, como el finés Jyrki Katainen, un futuro presidente de la Comisión Europea, que advirtió que Alemania no podrá permanecer fuerte para siempre si no invierte más en su propia infraestructura y sistema de educación.

Las críticas no pasaron inadvertidas en Alemania, donde los medios han respaldado hasta ahora el esfuerzo de Berlín por mantener un presupuesto equilibrado, su rechazo a los estímulos y su insistencia en que socios como Francia e Italia avancen con dolorosas reformas estructurales, pese a la desaceleración de sus economías.

En su editorial del domingo, el diario conservador Die Welt argumentó que una economía alemana en debilitamiento debería forzar un replanteamiento de la política económica.

El periódico Sueddeutsche Zeitung, en tanto, sugirió que los demócrata cristianos de la canciller Angela Merkel se arriesgan a convertirse en el "Tea Party de Europa" con su enfoque en la reducción del déficit.

En febrero, el Gobierno de coalición de Merkel presentó un reporte sobre el panorama económico del 2014 que describió que Alemania estaba en medio de una "recuperación estable, de base amplia".

Desde entonces, la debilidad en socios comerciales clave en la zona euro ha comenzado a afectar a las exportaciones germanas, mientras que el agravamiento de la crisis en Ucrania ha provocado inquietud entre las empresas, que están posponiendo inversiones. (Reporte adicional de Krista Hughes en Washington; escrito por Noah Barkin. Editado en español por Patricio Abusleme)