China recurre a proveedores no tradicionales de maíz ante restricción de compras desde EEUU

lunes 22 de septiembre de 2014 16:05 CEST
 

PEKIN, 22 sep (Reuters) - China ha recurrido a los exportadores no tradicionales de maíz ante las restricciones a las importaciones del grano desde Estados Unidos ante la presencia de una variedad genéticamente modificada que no está autorizada, dijeron operadores.

Además, los bajos precios en países exportadores no tradicionales como Bulgaria y Ucrania han alentado a los molinos privados en el segundo mayor consumidor mundial a comprarles maíz.

Los molinos chinos importaron alrededor de 200.000 toneladas de maíz de Bulgaria a inicios de este mes a casi 2.050 yuanes (334 dólares) por tonelada, incluyendo costos y transporte, dijeron dos fuentes de la industria.

"Los precios del maíz en el extranjero son muy atractivos, pero dados los limitados suministros de Bulgaria, no esperamos que las importaciones futuras aumenten muy por encima de ese volumen", dijo Li Qiang, analista en jefe de Shanghai JC Intelligence Co Ltd (JCI).

El precio está alrededor de un 24 por ciento por debajo del valor del maíz doméstico YC-DEQSHZ que se ofrece en el puerto de Shenzhen, en la provincia de Guangdong, la mayor área consumidora del país.

China importó 112.332 toneladas de maíz de Ucrania en agosto, llevando el total de importaciones desde el país europeo a 409.619 toneladas en los primeros ocho meses del año, lo que convierte a Ucrania en el segundo mayor exportador del grano al gigante asiático después de Estados Unidos.

China ha rechazado 1,25 millones de toneladas de maíz y subproductos de Estados Unidos desde fines del año pasado tras detectar la presencia de la variedad transgénica MIR 162, desarrollada por Syngenta. Estados Unidos es el mayor exportador mundial de maíz.

El operador internacional Cargill y otra firma han tomando acciones legales contra el fabricante de semillas basado en Suiza, argumentando que el fracaso de Syngenta en lograr que su cepa sea aprobada por China le ha costado millones de dólares.

(1 dólar = 6,1373 yuanes) (Reporte de Niu Shuping y David Stanway; Editado en español por María Cecilia Mora)