METALES PRECIOSOS-Oro supera los 1.300 dlrs la onza por preocupaciones sobre Ucrania

miércoles 13 de agosto de 2014 14:59 CEST
 

Por Clara Denina

LONDRES, 13 ago (Reuters) - El oro se negociaba el miércoles por encima de 1.300 dólares la onza, en medio de la cautela de los inversores tras desalentadores datos económicos de China y las preocupaciones por la crisis en Ucrania, aunque la firmeza del dólar y de las acciones presionaba el precio del metal.

* El oro al contado cotizaba estable en la sesión, a 1.307,60 dólares la onza a las 1156 GMT, aún por debajo de un máximo de tres semanas de 1.322,60 dólares registrado el viernes.

* El oro para entrega en diciembre en Estados Unidos perdía un 0,1 por ciento, a 1.309,30 dólares.

* El dólar sumaba un 0,1 por ciento frente a una canasta de monedas, siendo impulsado mayormente por la debilidad del dólar. En tanto, las acciones europeas subían en medio de alentadores resultados corporativos, recibiendo cierto apoyo de activos considerados como seguros, como el oro.

* Los inversores de oro seguirán atentos a la publicación de datos económicos en Estados Unidos, debido a que la fortaleza de la mayor economía del mundo conduce el ritmo en el que la Reserva Federal endurecerá su política monetaria.

* El impacto de la firmeza de las acciones y el dólar era contrarrestado, no obstante, por la cautela de los inversores tras débiles datos de créditos en China. Sumado a eso, un sondeo mostró el martes que la confianza de inversores alemanes cayó en agosto a un mínimo en más de un año y medio en medio de la crisis en Ucrania.

* Las tensiones en Oriente Medio también impulsaban el atractivo del oro como inversión alternativa.

* El metal precioso es a menudo considerado como una cobertura contra el riesgo financiero y político.

* Entre otros metales preciosos, la plata subía 0,5 por ciento, a 19,94 dólares la onza. El platino sumaba un 0,4 por ciento, a 1.467,90 dólares la onza, mientras que el paladio escalaba un 0,6 por ciento, a 878,22 dólares la onza. (Reporte adicional de A. Ananthalakshmi en Singapur; Editado por María Cecilia Mora)