Perforaciones internacionales impulsan resultados trimestrales de Halliburton

lunes 21 de abril de 2014 14:27 CEST
 

21 abr (Reuters) - Halliburton Co, la segunda mayor compañía de servicios petroleros del mundo, reportó resultados trimestrales mejores a lo esperado impulsados por la intensa actividad perforadora en Rusia, Arabia Saudita y Angola.

Halliburton, tradicionalmente dominante en Estados Unidos, ha estado poniendo mayor énfasis en los mercados internacionales para combatir la debilidad en Norteamérica.

La actividad de perforación en América del Norte se ha reducido debido a la debilidad de los precios del gas natural que ha intensificado la competencia entre los proveedores de servicios de campos petroleros por un menor número de contratos.

Los ingresos y las utilidades operacionales crecieron un 13 por ciento en Oriente Medio y Asia en el primer trimestre al 31 de marzo.

Los ingresos en Europa, Africa y en la Comunidad de Estados Independientes subieron un 9 por ciento, mientras que las utilidades operaciones treparon un 21 por ciento.

La compañía dijo que las operaciones en América del Norte se vieron afectadas por los menores precios de los servicios de bombeo de presión, mayores costos logísticos e interrupciones en la perforación debido a las inclemencias del clima.

La ganancia neta atribuible a la empresa fue de 622 millones de dólares, o 0,73 dólares por acción, frente a las pérdidas por 18 millones de dólares, o 0,02 dólares por papel que reportó en el primer trimestre del 2013.

Analistas esperaban en promedio ganancias de 71 centavos por acción, según un sondeo de Thomson Reuters I/B/E/S.

El año pasado, la firma asumió un cargo antes de impuestos de 1.000 millones de dólares vinculado al derrame de petróleo en el Golfo de México en el 2010. Halliburton era contratista de BP Plc, dueño del pozo que provocó la fuga.

Los ingresos de la firma crecieron alrededor de un 5 por ciento a 7.350 millones de dólares, superando los 7.240 millones de dólares esperados por los analistas. (Reporte de Swetha Gopinath en Bangalore. Traducido por Janisse Huambachano. Editado por Mónica Vargas)