17 de marzo de 2014 / 2:17 / en 3 años

RESUMEN 2-"Buenas noches": Inquietante contacto final desde avión malasio desaparecido

* La última comunicación desde la cabina: "Muy bien, buenas noches"

* Policía investiga antecedentes de pilotos, tripulación y personal terrestre

* Registran casas de dos pilotos

* Algunos países no han respondido a solicitudes de informes de pasajeros

* Malasia informa a enviados sobre investigación (Actualiza con última comunicación de la cabina, detalles)

Por Anshuman Daga y Niluksi Koswanage y Tim Hepher

KUALA LUMPUR, 16 mar (Reuters) - Las últimas palabras desde la cabina del avión desaparecido de Malaysia Airlines -"muy bien, buenas noches"- fueron pronunciadas después de que alguien a bordo ya había empezado a desactivar uno de los sistemas de rastreo automático de la aeronave, dijo un importante funcionario malasio.

Tanto el momento en el que se pronunció como la naturaleza informal de la frase, dicha a controladores aéreos mientras el avión con 239 personas a bordo abandonaba el espacio aéreo malasio el 8 de marzo en un vuelo a Pekín, podría aumentar aún más las sospechas de un secuestro o sabotaje.

El mensaje vino después de que uno de los sistemas de comunicaciones de datos del avión, que hubiera permitido rastrear la aeronave fuera de la cobertura de radares, fue deliberadamente apagado, dijo el domingo el ministro de Transporte interino, Hishammuddin Hussein.

"La respuesta a su pregunta es sí, fue desactivado antes", dijo a periodistas cuando se le preguntó si el sistema ACARS -una computadora de mantenimiento que envía datos de la situación del avión- había sido desactivada antes del mensaje de despedida.

El traspaso informal del piloto fue contra los procedimientos habituales de radio, que requieren que él lea las instrucciones para contactar al próximo centro de control e incluir el indicativo de llamada de la aeronave, dijo Hugh Dibley, un ex piloto de British Airways y un miembro de la Sociedad Aeronáutica Real.

Probablemente los investigadores examinarán las grabaciones para ver si hay algún signo de estrés psicológico y para determinar la identidad del interlocutor, y así confirmar si la cabina de mando había sido tomada por secuestradores o el mismo piloto estuvo involucrado, dijo Dibley.

Investigadores malasios indagaban sobre los antecedentes de los pilotos, la tripulación y el personal terrestre que trabajó en el avión, en busca de pistas sobre los motivos para que alguien desviara el Boeing 777-200ER quizás a miles de kilómetros de su trayectoria.

La revisión de los antecedentes de los pasajeros del vuelo MH370 de Malaysia Airlines no han arrojado ninguna pista, aunque no todos los países con ciudadanos a bordo del avión han respondido a las solicitudes de información, dijo el jefe policial Khalid Abu Bakar a periodistas.

No se han encontrado rastros del avión desde que se esfumó hace más de una semana, pero los investigadores creen que el vuelo fue desviado por alguien con mucho conocimiento del avión y de la aviación comercial.

Malasia informó a los enviados de más de 20 países y pidió ayuda internacional para buscar al avión a lo largo de dos corredores que se extienden desde las costas del Mar Caspio hasta el extremo sur del Océano Indico.

"El área de búsqueda ha sido expandida significativamente", dijo Hussein. "Desde un enfoque principalmente en mares de baja profundidad, ahora miramos a grandes extensiones de tierra, a lo largo de 11 países, además de mares profundos y remotos".

La desaparición de la aeronave ha desconcertado a investigadores, expertos en aviación y curiosos de Internet desde que desapareció de las pantallas de control de tráfico aéreo frente a la costa este de Malasia menos de una hora después de despegar desde Kuala Lumpur con rumbo a Pekín.

Las autoridades malasias creen que mientras el avión cruzaba la costa noreste del país y volaba sobre el Golfo de Tailandia, alguien a bordo apagó los sistemas de comunicaciones e hizo que el avión diera la vuelta hacia el oeste.

Las señales electrónicas que siguió intercambiando periódicamente con satélites sugieren que siguió volando por casi siete horas tras salirse del rango del radar militar malasio fuera de la costa noroccidental del país, en dirección a la India.

El avión tenía suficiente combustible para volar hasta ocho horas, dijo el presidente ejecutivo de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya.

Funcionarios malasios informaron a embajadores de 22 países sobre los avances en la investigación y solicitaron la cooperación internacional, afirmaron diplomáticos el domingo.

Aunque los países han estado coordinando en forma individual, la amplia solicitud formal marcó una nueva fase diplomática en una operación de búsqueda que se cree que cada vez depende más de compartir material delicado, como datos de radares militares.

"La reunión fue para que supiéramos exactamente qué está pasando y qué tipo de ayuda necesitan", dijo a Reuters el alto comisario de la India ante Malasia, T.S. Tirumurti.

ALLANAN CASAS DE PILOTOS

El sábado, agentes de una rama especializada de la policía allanaron las casas del capitán, Zaharie Ahmad Shah, de 53 años, y del copiloto, Fariq Abdul Hamid, de 27 años, en barrios de clase media de Kuala Lumpur cerca del aeropuerto internacional.

Zaharie era un piloto experimentado que ha sido descrito por colegas como un entusiasta de la aviación que pasaba sus días libres operando un simulador de vuelos de tamaño real en su casa.

El jefe policial Khalid dijo que los investigadores incautaron el simulador de vuelo para que sea examinado por expertos.

En horas previas, un funcionario policial dijo que se revisó detenidamente los programas del simulador y que parecían ser normales, permitiendo que los operadores practicaran vuelo y aterrizaje en diferentes condiciones.

Fuentes policiales dijeron que investigaban los antecedentes personales, políticos y religiosos de ambos pilotos y otros miembros de la tripulación. Khalid dijo que el equipo de apoyo en tierra que pudo trabajar en el avión también era investigado.

Los pilotos no habían solicitado volar juntos.

Sin el establecimiento de un motivo claro respecto a por qué alguien desvió el avión, Khalid afirmó que todas las posibilidades estaban siendo investigadas, incluyendo un secuestro, un sabotaje o problemas psicológicos o personales de alguien a bordo.

El ministro de Transportes malasio dijo que las autoridades no han recibido pedidos de recompensa ni de ningún tipo. "Eso hace muy difícil para nosotros verificar si es un secuestrador o un terrorista", sostuvo.

Los análisis de datos satelitales mostraron que la última señal del avión desaparecido fue a las 8.11 de la mañana, casi siete horas después de que regresara sobre el Golfo de Tailandia y volviera a cruzar la Península de Malaca.

Los expertos sólo pudieron determinar que el avión podría haber estado en uno de los corredores: uno de ellos desde el norte de Tailandia hasta la frontera con Kazajistán y Turkmenistán, y el otro desde Indonesia hacia el sur del Océano Indico. (Reporte adicional de Anshuman Daga, Al-Zaquan Amer Hamzah, Stuart Grudgings y Anuradha Raghu en Kuala Lumpur; Michael Martina en Pekín, Paul Sandle en Londres; Mark Hosenball en Washington; Sanjib Kumar Roy y Nita Bhalla en Port Blair, India; Sruthi Gottipati en Visakhapatnam, India; Frank Jack Daniel y Douglas Busvine en Nueva Delhi; Jane Wardell en Sídney; John Irish en París; y Jim Loney y Andy Sullivan en Washington; Escrito por Alex Richardson y Frances Kerry. Traducido por Nadia López/Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below