Jefes de mineras de platino en Sudáfrica advierten sobre costos de huelgas y violencia

miércoles 19 de febrero de 2014 17:47 CET
 

JOHANNESBURGO, 19 feb (Reuters) - El presidente ejecutivo de Anglo American Platinum dijo el miércoles que el sindicato sudafricano AMCU, cuyos miembros iniciaron una huelga hace cuatro semanas, intentaba lograr sus reclamos salariales a través de "la violencia y actos criminales".

Chris Griffith también dijo que su compañía estaba explorando la opción de que la huelga sea declarada ilegal en tribunales judiciales debido a las medidas de la Asociación de Trabajadores Mineros y Unión de la Construcción (AMCU, por sus siglas en inglés).

El ejecutivo habló a periodistas junto a los presidentes ejecutivos de Lonmin e Impala Platinum, cuyas operaciones han sido golpeadas por la misma huelga que afecta a más del 40 por ciento de la producción global del metal precioso.

Amplats, el principal productor de platino del mundo, ya lanzó una demanda por 54 millones de dólares contra el AMCU por lo que considera daños que sus miembros han causado a través de la violencia, daños a propiedades, e intimidaciones que, según la compañía, no permiten trabajar a empleados que no participan de la huelga.

La medida de los afiliados del AMCU es considerada "protegida" por la ley sudafricana, lo que significa en efecto que es legal y que los trabajadores en huelga no pueden ser despedidos sólo por interrumpir sus actividades.

Pero en respuesta a si existía la posibilidad de usar los tribunales para que la huelga sea declarada ilegal o sin protección debido a los presuntos actos hechos de violencia y otras transgresiones del AMCU, respondió Griffith: "Es una opción que estamos explorando".

Las compañías dijeron que la industria de platino de Sudáfrica perdió 405 millones de dólares en ingresos hasta ahora debido a la huelga y su última oferta de aumento salarial para los trabajadores de 7 a 9 por ciento en tres años "presiona el límite de lo rentable y sostenible".

AMCU reclamó duplicar con creces los salarios de trabajadores iniciales a 12.500 rand por mes bajo la consigna de lucha populista de un "salario digno".

(1 dólar = 10,8705 rand sudafricano)

(Reporte de Ed Stoddard y Olivia Kumwenda-Mtambo)

REUTERS MFF MV