15 de febrero de 2014 / 18:48 / hace 4 años

Presidente italiano nombraría a Renzi como el primer ministro más joven del país

* Napolitano realiza consultas con grupos parlamentarios

* Renzi, de 39 años, promete reformas para sacar a Italia de crisis

Por Paolo Biondi y Steve Scherer

ROMA, 15 feb (Reuters) - El presidente de Italia podría pedirle al líder de centro izquierda Matteo Renzi que se convierta en el primer ministro más joven de la historia del país este fin de semana, luego de que un cambio de dirección partidista obligó a Enrico Letta a renunciar al cargo.

Letta cedió a la presión el viernes luego de que el liderazgo de su Partido Demócrata (PD) lo obligara a dar un paso al costado y dar lugar a Renzi, de 39 años, quien promete audaces reformas económicas mientras el país intenta salir de una recesión, además de un gabinete que pueda sobrevivir hasta el 2018.

El presidente Giorgio Napolitano espera terminar una ronda de consultas con los partidos esta tarde y podría convocar a Renzi, secretario del PD y actual alcalde de Florencia, poco después para formar un Gobierno, dijeron fuentes del partido.

El PD es el partido de mayor tamaño en el Parlamento y Renzi se convertiría en el líder más joven en los 163 años de historia desde la unificación de Italia, incluso dos meses más joven que el dictador fascista Benito Mussolini cuando asumió el poder en 1922.

Pero antes de que Renzi pueda pasar a la historia, debe superar los rituales institucionales y negociaciones, un proceso que podría tomar varios días.

Tras recibir un mandato del presidente, Renzi tendría que llegar a un acuerdo con el pequeño partido Nueva Centro Derecha, que podría darle al PD el apoyo necesario para lograr la mayoría parlamentaria en la tercera mayor economía de la zona euro.

El partido, que se escindió del magnate y ex primer ministro Silvio Berlusconi -quien enfrentó el año pasado una serie de escándalos-, dijo que estaba listo para trabajar con la centroizquierda para formar un nuevo Gobierno luego de reunirse con Napolitano.

Sin embargo, dejó en claro que exigirá garantías en áreas desde impuestos y empleos hasta política sobre la familia, lo que significa que no se formaría un nuevo Gobierno sino hasta la próxima semana.

"Tenemos ideas muy claras y concretas sobre cuál debe ser la plataforma política. Si la ambición del nuevo Gobierno es grande, entonces no podemos hacer las cosas en forma apresurada", dijo el líder de la Nueva Centro Derecha, Angelino Alfano, quien no ve un acuerdo en "menos de 48 horas".

RESPALDO DE BERLUSCONI

El movimiento antisistemas 5 Estrellas y la Liga del Norte, ambos grupos de oposición, han abandonado las conversaciones, calificándolas como un ritual vacío cuyo resultado ya se conoce.

El líder del principal partido de centroderecha, Silvio Berlusconi, afirmó que seguirá respaldando un acuerdo alcanzado el mes pasado con Renzi para reformar la ley electoral y el sistema político.

"Vamos a ceñirnos al acuerdo sobre la ley electoral y reformas institucionales", declaró Berlusconi después de reunirse con Napolitano.

El acuerdo entre Renzi y Berlusconi había sido una fuente de fricción para la coalición que respaldaba a Enrico Letta.

Tras llegar a un acuerdo con sus aliados parlamentarios, Renzi tendrá que nombrar a los miembros de su gabinete, investirlos y buscar los votos de confianza en ambas cámaras del Parlamento.

Se convertiría en el tercer primer ministro consecutivo en ser nombrado por Napolitano sin haber ganado una elección.

Letta fue elegido para dirigir un Gobierno de centro izquierda tras las elecciones del año pasado, que no entregaron un claro ganador, y Mario Monti asumió tras la dimisión de Berlusconi durante la crisis de deuda de la zona euro el 2011.

La economía de Italia creció un magro 0,1 por ciento en el cuarto trimestre del 2013, mostraron datos publicados el viernes. El país entró a su peor recesión de la posguerra a mediados del 2011.

Cientos de miles de compañías han quebrado y la tasa de desempleo no había alcanzado un nivel tan alto desde la década de 1970.

Los 2 billones de euros de deuda pública de Italia son equivalentes a más de un 130 por ciento de su producción económica total.

Hasta hace dos semanas, Renzi afirmó en reiteradas oportunidades que no tenía ambiciones de hacerse con el poder sin ganar primero las elecciones. (Reporte adicional de Hannah Rantala; escrito por Steve Scherer. Traducido por Nadia López; Editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below