Petrolera noruega Statoil abandona meta para 2020, recorta planes de inversión

viernes 7 de febrero de 2014 13:28 CET
 

Por Balazs Koranyi y Henrik Stolen

OSLO, 7 feb (Reuters) - La petrolera noruega Statoil abandonó su meta de producción para 2020 y recortó planes de inversión el viernes, en línea con rivales que reducen gastos excesivos para priorizar la rentabilidad sobre el bombeo.

Statoil, que se ha convertido en un protagonista global con hallazgos grandes en lugares como Brasil, Canadá y Tanzania, dijo que gastaría 5.000 millones de dólares menos de lo planeado en los próximos tres años, lo que demora 3 o 4 años la meta de producción que había fijado para 2020.

La inversión petrolera global subiría 4 a 6 por ciento este año -mucho menos que el crecimiento de dos dígitos en los últimos años- en momentos en que los principales protagonistas en la explotación costas afuera como Shell, Chevron y Statoil ajustan sus cinturones.

"Nuestra estrategia para la creación de valor y crecimiento sigue siendo firme, pero estamos haciendo algunos cambios importantes", dijo el presidente ejecutivo Helge Lund.

"Una priorización de proyectos más estricta y un programa de eficiencia comprensivo mejorarán el flujo de dinero y la rentabilidad", dijo.

Las firmas petroleras están recortando sus gastos después que el crecimiento de los costos superara ampliamente a la inflación durante años, en desmedro de sus márgenes de rentabilidad mientras los precios del petróleo están en retroceso debido a una demanda aletargada y nuevos suministros desde regiones de bajos costos.

El crudo Brent cotiza ahora a 107 dólares por barril, por debajo de los niveles de 2013, y la Agencia Internacional de Energía ve una caída del precio a 105 dólares el barril este año y 102 dólares el barril en 2015.

Statoil figuró entre los que más gastaron y ha vendido 18.000 millones de dólares en activos desde 2010, que incluyeron yacimientos, oleoductos y su cadena minorista, para cubrir costos de inversión y dividendos. (Reporte adicional de Camilla Knudsen y Ole Petter Skonnord)

REUTERS MFF GB