Qatar quiere ayudar a Irán a mejorar producción en mayor yacimiento de gas del mundo

lunes 23 de diciembre de 2013 18:52 CET
 

Por Amena Bakr

DOHA, 23 dic (Reuters) - Qatar quiere ayudar a Irán a desarrollar su participación en el yacimiento de gas más grande del mundo para que ambos países puedan obtener el máximo beneficio posible a largo plazo, dijeron fuentes de la petrolera estatal Qatar Petroleum (QP).

El estado del Golfo Pérsico ofreció su apoyo en respuesta a un pedido de Irán, en medio de señales que indican que las sanciones de Occidente podrían aliviarse tras la firma de un acuerdo en noviembre que ofrece mayor transparencia sobre el programa nuclear de Teherán.

El gigantesco campo de gas ubicado en las aguas del Golfo, que Irán llama South Pars y Doha denomina North Field, constituye casi el total de la producción gasífera qatarí y aproximadamente el 60 por ciento de sus ingresos de exportación.

Plantas multimillonarias construidas por grandes empresas occidentales han ayudado a Qatar a convertirse en el máximo exportador mundial de gas natural líquido (GNL), mientras que las sanciones han impedido a Irán poder imitar ese éxito.

Irán, que padece severas interrupciones del suministro de gas a nivel doméstico, ha hecho del rápido incremento de la producción de South Pars una prioridad, y algunos en Qatar están preocupados de que las perforaciones iraníes perjudiquen la recuperación de ambas partes.

Algunos en Doha creen que las relaciones de Irán con Occidente han mejorado lo suficiente para que otros expertos en la multinacional industria energética de Qatar puedan compartir el conocimiento que ya adquirieron de explorar en lo profundo del suelo marino.

"Después de que Irán firmó el acuerdo nuclear, se abrió una puerta para que nosotros los ayudemos para hacer un mayor uso de South Pars, y el plan es aconsejarlos sobre tecnología y explorar la geología del campo", dijo una fuente de QP.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), el campo contiene alrededor de 51 billones de metros cúbicos de gas o 1.800 billones de pies cúbicos (tcf) y unos 50.000 millones de barriles de condensado, un subproducto de petróleo liviano que hace al GNL qatarí uno de los más competitivos del mundo.

El nuevo ministro de Energía de Irán dijo en agosto que quiere que los dos países trabajen juntos para maximizar la producción y hay señales de que ambos pretenden cooperar. (Reporte adicional de Daniel Fineren. Traducido al español por Damián Pérez. Editado por Mónica Vargas)