Rosneft y firmas extranjeras elevan producción crudo en Rusia a récord tras era soviética

lunes 2 de diciembre de 2013 13:20 CET
 

MOSCU, 2 dic (Reuters) - El incremento de la producción de petróleo en Rosneft y proyectos internacionales elevaron en noviembre la producción total de crudo en Rusia, la mayor del mundo, a un nivel récord tras la era soviética de 10,61 millones de barriles por día, mostraron datos del Ministerio de Energía el lunes.

Expresada en toneladas, la producción de crudo fue de 43,44 millones en noviembre.

Las compañías rusas han estado aumentando la producción de petróleo para beneficiarse de los altos precios globales del crudo y favorecidas por medidas del Gobierno, que incluyen exenciones impositivas para la extracción de crudo en provincias remotas y desafiantes.

El lanzamiento del oleoducto Siberia del Este-Océano Pacífico (ESPO), así como los esfuerzos de Rosneft por más que triplicar las exportaciones de petróleo a China desde los actuales 300.000 barriles por día, también beneficiaron la producción de crudo en el país.

En octubre, la producción de crudo de Rusia fue de 10,59 millones de bpd.

El bombeo de noviembre estuvo por encima de los 9,7 millones de bpd producidos por el mayor exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, cuando la producción de crudo en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cayó a su menor nivel desde mayo del 2011.

Los datos mostraron que Rosneft, que se ubica entre los mayores productores de crudo del mundo, elevó su producción en un 0,5 por ciento, a 3,89 millones de bpd.

La producción de petróleo bajo Acuerdos de Producción Compartida (PSA), diseñados en la década de 1990 para alentar la inversión de firmas petroleras extranjeras, trepó en un 11 por ciento en noviembre a casi 1,3 millones de toneladas (317.000 bpd).

"La producción de crudo de Rusia toco un récord por segunda vez consecutiva, y todo se debió a la continuación del crecimiento en la producción en proyectos PSA", dijo Denis Borisov, director de la división de petróleo y gas de Ernst & Young en Moscú.   Continuación...