Presidenta de Brasil es renuente a nueva fórmula para fijar precios de combustibles: diario

martes 26 de noviembre de 2013 13:08 CET
 

SAO PAULO, 26 nov (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, está renuente a permitir que la petrolera estatal Petrobras implemente una nueva política de precios para los combustibles este año, que subiría automáticamente los precios de la gasolina junto a la inflación, publicó el martes el diario Folha de Sao Paulo.

El Gobierno está dispuesto a permitir un incremento cercano al 5 por ciento de las gasolinas y de un 10 por ciento para el diésel, pero probablemente pospondrá un nuevo sistema de cálculo de precios hasta el 2014, dijo el diario.

Petrobras ha sido forzado a importar combustibles para venderlos a precios menores a los internacionales, generando una pérdida. La división de refinación de la compañía ha perdido más de 10.000 millones de dólares en los últimos años.

Una fuente del Gobierno había dicho a Reuters la semana pasada que Rousseff reconoce la necesidad de que Petrobras genere más ingresos para desarrollar vastas reservas subsal en áreas de la costa de Brasil, pero que además está preocupada por la inflación del próximo año.

Los miembros del directorio de Petrobras postergaron la semana pasada una reunión con el Gobierno sobre el asunto de los precios del combustible, para tener más tiempo para analizar la nueva fórmula, dijo el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

La reunión está prevista para el viernes, dijo una portavoz de la empresa.

El alza de los precios al consumo, impulsada por la subida de los combustibles, puede erosionar la popularidad de Rousseff antes de las elecciones presidenciales del próximo año a las que se espera que se presente.

Petrobras no quiso comentar el reporte de Folha. (Por Caroline Stauffer y Brian Winter; Editado en español por Javier López de Lérida)