Bielorrusia no está dispuesta a reducir precios de la potasa

miércoles 18 de septiembre de 2013 16:22 CEST
 

MINSK, 18 sep (Reuters) - Bielorrusia no está dispuesta a reducir los precios de su potasa debido a que eso le provocaría pérdidas, dijo el miércoles un importante funcionario, que además dejó abierta la puerta para resucitar un cartel con Rusia.

La rusa Uralkali abandonó un acuerdo para comercializar potasa con Bielorrusia en julio, en una medida que hizo temer por el desplome de los precios en un 25 por ciento, lo que sería un gran problema para Minsk, que obtiene un 12 por ciento de sus ingresos estatales de la venta del insumo para fertilizantes.

Los compradores esperan que bajen los precios para hacer nuevos negocios y funcionarios indios dijeron a Reuters a inicios de septiembre que proveedores bielorrusos habían acordado reducir los precios de contratos existentes.

"No estamos preparados (para reducir precios). Cualquier baja significaría pérdidas", dijo a los periodistas en Minsk el primer viceprimer ministro bielorruso, Vladimir Semashko.

Bielorrusia estaba dispuesta a cooperar con Uralkali en el futuro "en cualquier formato", agregó al ser consultado si el país consideraría formar un nuevo emprendimiento conjunto con la compañía rusa.

"Nuestra cooperación (con Uralkali) fue una experiencia positiva", sostuvo.

Los comentarios muestran una postura más flexible de Bielorrusia hacia Uralkali, cuyo presidente ejecutivo, Vladislav Baumgertner, se encuentra actualmente en prisión en Minsk, acusado de abuso de poder. Si es condenado, enfrenta hasta 10 años de prisión.

Reportes de que el mayor accionista de Uralkali, Suleiman Kerimov, está vendiendo su participación habría caído bien en el ex estado soviético, con comentaristas sugiriendo que un acuerdo aseguraría la liberación de Baumgertner y un nuevo emprendimiento conjunto entre Bielorrusia y Uralkali.

El emprendimiento conjunto entre Uralkali, Belarusian Potash Co, junto al grupo productor norteamericano Canpotex, suministraban casi siete de cada 10 toneladas de potasa comercializada a nivel global. (Reporte de Andrey Makhovsky; escrito por Alessandra Prentice. Traducido al español por Patricio Abusleme. Editado por Mónica Vargas)