30 de agosto de 2013 / 14:09 / hace 4 años

Rusia escala su disputa con Bielorrusia tras arresto de jefe de Uralkali

4 MIN. DE LECTURA

Por Timothy Heritage

MOSCU, 30 ago (Reuters) - Rusia prohibió las importaciones de cerdo de Bielorrusia el viernes, escalando una guerra diplomática y comercial tras el arresto de un empresario ruso y amenazando con profundizar el aislamiento de su ex aliado soviético.

Rusia es uno de los pocos países que respaldan a Bielorrusia a nivel diplomático tras 19 años de mandato autoritario por parte del presidente Alexander Lukashenko, pero ha respondido furiosamente al arresto esta semana de Vladislav Baumgertner, jefe de la compañía rusa de potasa Uralkali.

Baumgertner fue detenido el lunes en el aeropuerto en las afueras de la capital bielorrusa, Minsk, tras ser invitado a conversaciones con el primer ministro.

Desde entonces, funcionarios rusos anunciaron una baja del 25 por ciento en el suministro de crudo a Bielorrusia para septiembre, amenazaron con extender los recortes por varios meses y anunciaron posibles restricciones a importaciones de productos lácteos bielorrusos.

Ahora, el regulador veterinario ruso dijo que impuso restricciones sobre las importaciones de cerdos y productos derivados por preocupaciones sobre fiebre porcina africana en Bielorrusia y que éstas no serán levantadas hasta que el virus sea eliminado o controlado.

Las medidas podrían significar un golpe significativo para Bielorrusia, un país por el que pasa el petróleo y el gas natural ruso destinado a Europa. Su economía, que ya está en riesgo de colapsar, depende fuertemente de la agricultura y de los suministros de crudo de Rusia.

"Las relaciones entre Rusia y Bielorrusia parecen estar llegando a nuevos mínimos y la expectativa es que Rusia eleve más la presión sobre su vecino a través del canal del comercio", comentó Timothy Ash, analista de Standard Bank en Londres.

"Todo esto se produce en momentos en que la economía de Bielorrusia luce precariamente frágil", agregó.

La disputa tiene lugar tras el colapso este mes de un cartel ruso-bielorruso que controlaba dos quintos del mercado global de la potasa -ingrediente usado en fertilizantes minerales- de 20.000 millones de dólares.

Rusia ha negado que cualquiera de sus medidas económicas y comerciales de esta semana hayan estado relacionadas con el arresto de Baumgertner, pero el momento en que tuvieron lugar socava esas afirmaciones.

Lukashenko, que el viernes cumplió 59 años, ha gozado de buenas relaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, aunque su comportamiento ha sido impredecible y la relación entre Bielorrusia y Rusia se ha vuelto difícil.

Bielorrusia, un país de menos de 10 millones de personas, necesita a Rusia por energía y ayuda económica, y como contrapeso ante la Unión Europea y Estados Unidos, que evitan a Lukashenko por su trato a los opositores y su intolerancia con la disensión.

Países de Europa Oriental están siguiendo de cerca la disputa debido a que recortes pasados en el suministro de crudo a Ucrania y Bielorrusia han provocado interrupciones en los flujos de oleoductos hacia países como Polonia y Alemania. (Reporte adicional de Andrei Makhovsky en Minsk. Traducido al español por Patricio Abusleme. Editado por Mónica Vargas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below