Agricultores argentinos ven luz verde para enviar más maíz a China

jueves 29 de agosto de 2013 19:34 CEST
 

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 29 ago (Reuters) - Los productores agrícolas de Argentina esperan que China apruebe pronto la última variedad de maíz transgénico que aún requiere ser certificada para su importación por parte del país asiático, uno de los principales importadores de granos y derivados del mundo.

Los agricultores de Argentina, el tercer mayor exportador global de maíz, quieren entrar lo más pronto posible en el mercado chino, mientras que Brasil -el otro gigante de la región- permanece al margen, a la espera de que Pekín apruebe sus variedades transgénicas del grano.

China, cuyo mercado de maíz ha estado dominado por Estados Unidos desde hace mucho tiempo, permitió por primera vez a principios de agosto el ingreso de un gran cargamento del cereal argentino al país.

Operadores en Buenos Aires dijeron que el envío de 60.000 toneladas incluía algo de maíz del tipo MIR-162, que aún no ha obtenido la aprobación de Pekín. Pero aparentemente, si había maíz de esa variedad, en cualquier caso no fue suficiente para causar problemas con la aduana china.

"Esto se llama asincronía", dijo Fabiana Malacarne, jefa de biotecnología de la cámara de la industria semillera de Argentina, ASA. "Los países importadores permiten una presencia de bajo nivel de variedades no aprobadas", explicó.

Las autoridades chinas han dado señales de que aprobarían la compra del cereal MIR-162 más adelante este año, o a principios del 2014, agregó Malacarne.

"La única cuestión con China es el MIR-162 (...) el cual es difícil de detectar", dijo un operador de maíz con base en Argentina de una importante compañía exportadora, que habló bajo condición de anonimato.

Existe un amplio consenso en la comunidad científica que los alimentos derivados de granos modificados genéticamente no constituyen un mayor riesgo a la salud que aquellos que provienen de granos convencionales. Sin embargo, grupos detractores afirman que los riesgos de los alimentos transgénicos aún no han sido identificados adecuadamente.   Continuación...